viernes , 19 de abril, 2019

El Concejo aprobó la obligatoriedad del debate de candidatos a intendente

La modificación del Código Electoral fue aprobada por 15 votos a favor, dos en contra y 14 ausentes. El oficialismo busca así obligar a Llaryora a confrontar con el resto de los postulantes.

El Concejo Deliberantes aprobó ayer por 15 votos y dos en contra la obligatoriedad del debate de candidatos a intendentes de la ciudad de Córdoba, 14 concejales no asistieron a la sesión en la que se trató el proyecto de modificación del Código Electoral.

La iniciativa fue acompañada por los concejales de Juntos por Córdoba Miriam Acosta, Mónica Aguilera, María Eugenia Terré, Juan Balastegui, Lucas Balián, Mauricio Casas, Lucas Cavallo, Gustavo Fonseca, Belkis Garda, Javier Lafuente, Abelardo Losano, Cristina Marchisio; del bloque Fuerza de la Gente, José Llarena y Josefina Almada; Laura Sesma, del Partido Socialdemócrata.

En tanto, votaron en contra Marcelo Pascual (Frente Federal de Acción Solidaria) y María Reales (Vamos).

De esta forma, el oficialismo busca que el candidato a intendente de Hacemos Córdoba, Martín Llaryora, se vea obligado a confrontar con el resto de los postulantes en un debate público.

Semanas atrás, el equipo de campaña de Hacemos por Córdoba anunció que sus candidatos a gobernador, Juan Schiaretti, y a intendente, Llaryora, no participarían en ningún tipo de debate.

A través de una carta enviada a las autoridades de La Voz del Interior y Canal Doce, medios que vienen organizando un debate de candidatos, desde el partido informaron: “Atendiendo a que en las elecciones pasadas a legisladores nacionales el integrante de la fórmula Córdoba Cambia, Héctor Baldassi, se negó a participar a la invitación realizada por vuestros medios, y que esta actitud fijó una posición de su parte y dejara a nuestro candidato sin la oportunidad de participar, es que hemos decidido seguir el criterio adoptado en 2017 por Baldassi, actual candidato a vicegobernador en la fórmula con Mario Negri”.

Votación en el Concejo

Respecto al proyecto aprobado ayer, el concejal Cavallo fundamentó que “dado que algunos candidatos no quieren debatir las propuestas, presentamos este proyecto” y destacó que “es una práctica, sana, democrática y suma”.

“Nos vemos obligados a legislar, ya que hay candidatos que no sólo no son de Córdoba sino que no quieren debatir sus propuestas. Contraponer puntos de vista, opiniones, demostrar lo que saben del manejo de la ciudad, es importante, por ello, solicitamos la aprobación del mismo”, agregó.

Por su parte, Sesma remarcó que “lo importante es que va a establecer un principio republicano, las personas que van a conducir los destinos de la ciudad debatan, para que la gente tenga más elementos para definir a conciencia su voto” y maniesfestó: “Ojalá la sociedad castigue al que no debata”.

A su turno, el concejal Fonseca aseveró: “Hoy vamos a sacar una ordenanza que va a regular el sentido común, realmente queremos escuchar a los candidatos. Se me ocurre que hoy no vamos a escuchar a los candidatos…Hay cosas que nos gustaría escuchar de ellos, es una vergüenza que hagamos una ordenanza para poder hacer esto”.

En la misma línea, el concejal Llarena consideró que “uno no debería estar obligado a debatir por un deber legal, es un principio ético, cuando entramos a un proceso electoral tenemos que saber que es necesario debatir. Nosotros lo venimos machacando hace muchos años, nos hubiera gustado hacerlo en un marco de la reforma política integral. Nosotros presentamos un proyecto de reforma integral del Código Electoral, donde está el debate obligatorio y las PASO a nivel municipal”.

De forma contraria, Pascual dijo que “lo que se plantea en este momento es una necesidad política, los debates deben ser más profundos fomentar la participación vecinal. Este proyecto no contempla la participación del vecino, si de las universidades. No es el momento para aplicar esta discusión, ya están aprobadas las listas, a esta altura del partido no puede haber ni siquiera una sanción. Es extemporáneo esto, los debates son necesarios y deberían ser por sentido común, pero este no es el momento apropiado…No vamos a acompañar”.

Finalmente, Reales opinó: “Nadie puede decir que esté en contra del debate, en el 2017 presentamos un proyecto para que sea obligatorio…Como decía el concejal preopinante, que esta ordenanza no se va a aplicar ahora. Por esta razón no podemos acompañar un proyecto a las apuradas. Debe haber un debate obligatorio para que la ciudadanía escuche las propuestas, pero por esa razón no voy a acompañar este proyecto”.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *