miércoles , 12 de diciembre, 2018

El Concejo aprobó el nuevo marco regulatorio para taxis y remises

La norma establece que las empresas deberán tener un seguimiento de los vehículos mediante GPS para garantizar la seguridad de choferes y pasajeros. Además, se sortearán 2.000 chapas en marzo y se obliga la prestación del servicio en los días que haya paro del transporte urbano. 

El Concejo Deliberante aprobó ayer el nuevo marco regulatorio para taxis y remises, el cual no conformó a los choferes debido a que no se expresa sobre la habilitación o no a la instalación de Uber en Córdoba.

La norma obliga a todos los taxis y remises a trabajar asociados a una empresa, mientras que las centrales deberán disponer de aplicaciones para celulares y realizar un seguimiento de los vehículos mediante GPS a fin de garantizar la seguridad tanto de choferes como de los pasajeros.

Por otra parte, se determinó que se realizará el sorteo de unas 2.000 chapas en marzo próximo.

Finalmente, la norma establece la obligatoriedad de la prestación del servicio en los días que haya paro del transporte urbano de pasajeros.

En tanto, queda en suspenso la creación de una app municipal que puedan utilizar estos trabajadores de manera unificada, motivo por el cual el concejal Abelardo Losano, impulsor de la iniciativa, decidió abstenerse.

Al defender la iniciativa, el oficialista Gustavo Fonseca reconoció que “no es la norma perfecta pero avanza de manera concreta en las necesidades del subsistema“.

Por su parte, el concejal Fernando Masucci, de Fuerza de la Gente, cuestionó que “el fantasma de Uber que camina por esta ciudad con gestiones que se hacen desde el Municipio y el Concejo Deliberante queda presente en esta normativa que no establece claridades al respecto. Todos sabemos que acá se está definiendo el no a Uber en la Ciudad de Córdoba. Hubiera sido importante que definirlo hoy. Nosotros queremos combatir a Uber y queremos hacerlo desde el Estado y en ese sentido propusimos la creación de la app municipal”.

A su turno, el edil Juan Negri afirmó: “No tengo duda que tendremos una segunda etapa para discutir este tema junto a los choferes y los permisionarios. Estoy convencido que si el sistema no se adapta a las necesidades de los usuarios, quedará totalmente obsoleto”.

Por otra parte, el Concejo aprobó una suba en el costo de la Inspección Técnica Vehicular (ITV) que empezará a costar 750 pesos por auto, lo que representa una suba superior al 100 por ciento.

En tanto, las camionetas deberán pagar 1.080 pesos y estarán obligadas a actualizar al control cada cuatro o seis meses.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *