domingo , 8 de diciembre, 2019

El Comité de Emergencia ayudará a más de 1.700 familias

El relevamiento realizado por Desarrollo Social y los municipios afectados arrojó que son más de 1700 las propiedades que sufrieron daños de algún tipo por las lluvias e inundaciones. Sólo queda relevar un cinco por ciento de los casos.

El relevamiento ya casi está concluido. Con el 95 % de los casos cubiertos, el trabajo realizado por asistentes sociales del Ministerio de Desarrollo Social –junto a personal de los municipios afectados– determinó que son alrededor de 1.700 los casos que deberán ser atendidos y auxiliados por el Comité de Emergencia que el Gobierno de la Provincia creó para responder ante las inundaciones y lluvias del pasado domingo que afectaron a varias localidades de las Sierras Chicas.

El Comité de Emergencia es presidido por el gobernador José Manuel de la Sota y coordinado por el ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini, el ministro de Gestión Pública, Manuel Calvo y el secretario de Asuntos Municipales del Ministerio de Gobierno y Seguridad, Rodrigo Rufeil, entre otros miembros del gabinete.

La ayuda se destina a casos de familias cuyas propiedades, entre comercios y viviendas particulares, sufrieron daños de algún tipo por la acción del agua: destrucción total, daños mayores, daños menores, roturas y pérdidas de elementos y mercadería, entre otros inconvenientes.

En el transcurso de este fin de semana comenzó la entrega de muebles y electrodomésticos; esta semana se iniciarán las gestiones para otorgar ayudas económicas y créditos blandos a comercios que ya fueron relevados. Además, se entregarán kits de materiales para reconstruir las propiedades afectadas con daños totales. Esos casos representan un 15 % del total relevado.

El viernes se entregaron heladeras, cocinas, camas, mesas y sillas en La Granja, Agua de Oro, El Manzano y Las Vertientes; este sábado se hizo lo propio en Salsipuedes. Durante la semana se continuará en Villa Allende, Río Ceballos y Mendiolaza, localidades grávemente afectadas.

La mayoría de los casos son de Villa Allende, en donde se detectaron 730 familias que sufrieron daños. Luego está Unquillo, con 330 casos. Mendiolaza y Río Ceballos comparten el número, con 270 cada ciudad. Salsipuedes, 30. El Manzano y La Granja, 20 cada una. Saldán, 10. El resto se divide en otras localidades más pequeñas de la zona.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Passerini, señaló que se está trabajando en coordinación permanente con los intendentes de las localidades afectadas para entregar los elementos, las ayudas y lograr relocalizar las viviendas que fueron arrasadas por el agua.

“Los intendentes deberán disponer de terrenos viables y factibles para que se puedan volver a levantar las casas que se llevó el agua”, explicó.

“Aún quedan algunos casos por cubrir, pero son muy pocos. Son casos en los que se nos dificultó mucho llegar a los hogares porque los caminos estaban cortados y no se podía pasar ni caminando. Pero el trabajo que está haciendo Vialidad ya nos está permitiendo llegar a todos los rincones y que no queden familias sin ser asistidas. Es importante que cada familia sienta la presencia del Estado y esté acompañada en esta dura situación”, amplió Passerini.

Passerini contó que la recepción de los vecinos a los que ya se les entregó el mobiliario o algún electrodoméstico fue muy buena pese a la desgracia: “Después de semejante desastre la gente sigue muy shockeada. Pero los vecinos tienen que saber que todo aquel que sufrió daños tiene derecho a la asistencia. Donde ya hemos llevado la asistencia, la recepción fue excelente. Hemos tenido algunos casos que requirieron asistencia sanitaria y psicológica; el trabajo conjunto al Ministerio de Salud también nos posibilitó dar soluciones en esos casos”.

Lo que hace falta

El Ministerio lleva entregados a vecinos perjudicados por el temporal 4200 colchones, 4200 frazadas, mil pares de zapatillas y 60 mil litros de agua mineral, entre otros elementos de primera necesidad, en 18 localidades asistidas.

Por el momento, la demanda alimenticia y de ropa está cubierta. El agua potable, por su parte, siempre hace falta y es bienvenida. Pero lo que más se requiere son pañales y artículos de limpieza, como lavandina, detergentes, jabones, escobas, palos y trapos de piso, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *