lunes , 21 de octubre, 2019

El arma que mató a Ferraro no pertenecía a la Policía

Así lo determinó la pericia balística, mediante la cual se estableció que las balas que terminaron con la vida del efectivo salieron de una bersa glock 9mm, la cual hasta el momento no fue hallada.

La pericia balística realizada en el marco de la investigación por la muerte del policía Franco Ferraro, asesinado durante el tiroteo en Nueva Córdoba, determinó que el arma homicida no fue una de las pistolas robadas en la Jefatura de Policía.

En declaraciones a radio Universidad, el fiscal Rubén Caro confirmó que “la Policía Judicial corroboró que no es una de las armas sustraídas de la Jefatura”, descartando que se trate de alguna de las 72 pistolas robadas en 2015.

Asimismo, la pericia determinó que el arma con la que Ricardo Serravalle habría ultimado a Ferraro sería un glock 9mm, la cual no pudo ser hallada hasta el momento. En tanto, las utilizadas por la Policía son bersas 9mm.

Cabe recordar que el episodio ocurrido en la madrugada del sábado 16 de febrero pasado dejó un saldo un policía y dos delincuentes muertos, mientras que otros tres agentes fueron heridos.

En tanto, por el hecho permanecen detenidos Teresa Mitre (69), quien se trabajaba como empleada doméstica del departamento damnificado; el hermano de la mujer, Miguel Ángel Mitre, quien fue imputado como “partícipe necesario en robo calificado”; el sobrino nieto Diego Trimarchi (32), y Ariel Gramajo, quien fue reconocido a partir de imágenes obtenidas de una cámara de seguridad en un edificio de la zona en que ocurrió el hecho.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *