jueves , 18 de julio, 2019

Duro embate de Susana Trimarco contra funcionaria provincial

La madre de Marita Verón aseguró que la secretaria de lucha contra la Trata, Amelia Chiófalo, aplica procedimientos indebidos. También denunció que, por la falta de coordinación con otras provincias, las víctimas quedan a la deriva.

A escasos días de conocerse el fallo que permitió la liberación de las 13 personas acusadas por el secuestro y desaparición de Marita Verón, ocurrida en abril de 2002, Susana Trimarco volvió a manifestar que cuenta con la energía suficiente para continuar su lucha.

En diálogo con Radio Universidad, la madre de Marita volvió a tratar de corruptos a los integrantes del tribunal tucumano, al tiempo que ratificó que cuenta con el apoyo de distintos sectores y figuras, entre ellos el de la propia presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Con similar energía, embistió duramente contra la Secretaría de Asistencia y Prevención de la Trata de Personas de Córdoba.

“Ahora se cree la abanderada de la trata de personas. ¿Dónde estaba en 2002 cuando yo empecé a luchar?”, se preguntó.

De manera directa, acusó a la titular de la cartera, María Amelia Chiófalo de incurrir en delitos por excederse en el uso de sus facultades.

“Ella no puede investigar, no puede tomarle declaraciones a las chicas, porque es una funcionaria pública. Ella cuando hace un allanamiento, tiene que brindar asistencia a la víctima, no preguntarle si es víctima de trata. Tiene que brindar asistencia e informar a la Justicia”, aseguró.

De inmediato denunció los procedimientos que se aplican con las mujeres a las que se encuentra en ejercicio de la prostitución.

“Las lleva y las trae de la casa hogar. Ellas no quieren, me llaman y dicen que no quieren ir más a declarar”, aseguró.

Según denunció, la falta de articulación con los restantes gobiernos provinciales deja a las víctimas en situación de desamparo.

“Ella pone el colectivo y las devuelve, como animales, a las provincias. No es así. Ella tiene que conectarse con las autoridades y no dejarlas a la deriva. Si las víctimas van a la otra provincia, van a quedar desamparadas. Ella tiene que coordinar con los gobernantes de cada provincia”, aseguró.

“Cuando fui, tenían víctimas de 5 meses estancadas en la casa, a las que no les habían hecho ninguna diligencia. Solamente les tomaban declaración, para sacarles información. ¿Para qué la quiere ella? ¿Qué va a hacer con esa información? ¿Ella es jueza o fiscal?”, se preguntó.

“Está haciendo mal las cosas. ¡Lo va a hacer meter preso al gobernador!”, sintetizó, advirtiendo sobre la situación al propio De la Sota, del que tuvo conceptos elogiosos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *