domingo , 15 de diciembre, 2019
Fiscal Drazile

Drazile seguirá investigando la muerte de Alos

El juez de Control de Alta Gracia no hizo lugar a la recusación formulada por la querella.

El juez de Control, Niñez, Juventud, Penal Juvenil y Faltas de Alta Gracia, Carlos Granda Ávalos, no hizo lugar a la recusación del fiscal de Instrucción Emilio Drazile presentado por la querella en la investigación iniciada por la muerte de etiología dudosa del policía Juan Antonio Alos.

El fiscal Drazile había sido recusado por la viuda del agente policial, Roxana Luna, quien asumió el rol de querellante particular en la causa, pero ahora fue confirmado por Ávalos.

La querella había denunciado penalmente al fiscal por entender actuó de manera “irregular” en la causa, y había considerado que las declaraciones periodísticas del instructor evidenciaban “falta de imparcialidad u objetividad”.

En su resolución, el magistrado explicó que la reglamentación procesal se orienta a mantener la intervención del funcionario  en tanto no hayan existido “previo al proceso en trámite” desaveniencias que por su envergadura permitan suponer la inexistencia de ecuanimidad para intervenir en la causa.

En este sentido, el juez puntualizó que las denuncias contra Drazila sólo excepcionalmente pueden ocasionar el apartamiento del funcionarios intervinientes a los fines de evitar que éstas se articulen al solo efecto de provocar dicho apartamiento, por las partes e interesados o, bien, por el propio juez.

En cuanto a las declaraciones realizadas por Drazile a la prensa, el juez Granda Ávalos detallo de las propias publicaciones aportadas por recusante surge que el funcionario siempre utilizó verbos en modo “potencial” para referirse a las causas de la muerte del policía y que expresó su voluntad de investigar otras hipótesis si aparecían nuevos elementos.

“Pese al criterio provisional y expresado en forma potencial por el instructor (‘se trataría de un suicidio’), no solo que se han producido numerosas medidas probatorias que se encuentran cumplidas y sin objeción de la parte (autopsia, pericial grafocrítica, testimoniales, análisis de comunicaciones, desgrabación de archivos informáticos, informes fotográficos, de huellas y rastros, planimetría, etc.); sino que se han ordenado otras de gran importancia y capacidad explicativa de lo ocurrido (informe de reconstrucción virtual, autopsia psicológica, etc.), actividades estas que concuerdan con pedidos de la parte y que se realizarán con su participación”, expresó el magistrado.

Finalmente, Granda Ávalos recordó a los funcionarios judiciales que han emitido por los medios de comunicación consideraciones sobre la marcha del proceso aludiendo a probanzas y criterios de investigación, que deben realizarlas “sin poner el riesgo el progreso de la investigación”.

No es la revelación por los medios de criterios de investigación o eventuales cursos de aquella a tenor de las pruebas existentes o eventuales, realizadas o pendientes, la forma de dirimir controversias procesales, y menos aún de garantizar los objetivos de la investigación, que no son otros que arribar a la verdad de lo acontecido”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *