martes , 20 de agosto, 2019
Dilma-Lula

Difunden audio en que Rousseff sugeriría a Lula asumir como ministro para evitar la prisión

Ayer Lula aceptó ser el jefe de Gabinete en medio de los rumores que circulaban sobre que el ex presidente ocuparía un cargo para tener fueros y gozar de cierto privilegio en el marco de la investigación por maniobras de corrupción en la estatal Petrobras.

Horas después que se anunciará que el ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva aceptó ser el jefe de Gabinete de Dilma Rousseff, se conoció un audio en el que la presidenta parece sugerir a su antecesor que lo designaría ministro “en caso de necesidad” y para evitar que fuera preso por el caso por el desvío multimillonario de fondos de la petrolera estatal Petrobras.

Más temprano, Luiz aceptó ser el jefe de Gabinete, en reemplazo de Jaques Wagner, informó el jefe de la bancada del oficialista PT en Diputados, Afonso Florence.

Ahora, Lula gozará de cierto privilegio en el marco de la investigación por maniobras de corrupción en la estatal Petrobras, ya que el caso pasará de la justicia común a la Corte Suprema.

Lula y Rousseff se reunieron el martes durante cinco horas en el Palacio de la Alvorada, y retomaron el encuentro ayer.

Al respecto, Florence destacó que “tendremos un ministro con larga experiencia para ayudar al país” con el objetivo de “poner fin a la crisis” política y económica.

Asimismo, el legislador rechazó que Lula pueda obstaculizar las investigaciones contra el gobierno y recordó que “fue con Lula en el Gobierno que se fortalecieron el combate a la corrupción e instituciones como la Procuraduría General, que obtuvo la autonomía que tiene hoy para investigar”.

Por otra parte, Rousseff salió a desmentir las denuncias en su contra realizadas por el senador oficialista Delcídio Amaral, quien la acusa de intentar frenar las investigaciones sobre el escándalo de corrupción en Petrobras y beneficiar a los implicados por el desvío de millonarias sumas de la petrolera estatal.

A través de un comunicado de prensa, el gobierno afirmó que “la presidenta de la República, Dilma Rousseff, repudia con vehemencia e indignación los intentos de involucrar su nombre con una iniciativa personal del ministro Aloizio Mercadante, en el episodio relativo a la divulgación hecha hoy”.

De esta forma se refirió a las acusaciones de Amaral, quien aseguró que Mercadante, ministro de Educación, le ofreció dinero y apoyo político a cambio de que no firmara la delación divulgada el martes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *