viernes , 22 de marzo, 2019

Detuvieron al presidente del parlamento venezolano en un “procedimiento irregular”

Juan Guaidó fue detenido por hombres encapuchados en la autopista Caracas-La Guaira y fue liberado poco después. La OEA, el Grupo de Lima y varios países condenaron la detención del dirigente opositor.

Efectivos del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) detuvieron ayer al presidente de la Asamblea Nacional (AN, parlamento) de Venezuela, Juan Guaidó, durante un “procedimiento irregular”, según justificaron desde el Gobierno.

El dirigente opositor fue detenido en la autopista Caracas-La Guaira, cuando se dirigía junto a su esposa, Fabiana Rosales en automóvil hacia el estado Vargas para participar de un Cabildo Abierto.

En un video filmado por testigos se ve como hombres encapuchados y armados encierran al auto de Guaidó, abren las puertas del vehículo y lo sacan a la fuerza.

“Me secuestraron, estuvimos en un carro, me pude zafar del secuestro porque hay gente que cree en Venezuela; trataron de ponerme unas esposas, no lo permití porque soy el presidente de la AN, porque represento a un poder legítimo”, contó Guaidó.

En tanto, desde el Gobierno, el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, explicó que “un grupo de funcionarios, actuando de manera unilateral, realizaron un procedimiento irregular en contra del diputado Juan Guaidó”.

“Esos funcionarios que se prestaron a este hecho contra el normal desenvolvimiento de la vida en la república están en este momento siendo destituidos y sometidos al procedimiento disciplinario más estricto”, agregó.

Tras conocerse el hecho, la Organización de Estados Americanos (OEA), el Grupo de Lima y al menos seis países de América latina manifestó su repudio a la breve detención que sufrió Guaidó.

A través de Twitter, el secretario general de la OEA, Luis Almagro, expresó su “condena y rechazo absoluto al secuestro” de Guaidó, a quien trató de “presidente interino de Venezuela”.

Además, el Grupo de Lima indicó que 13 de sus 14 integrantes “condenan la detención arbitraria” del legislador y expresó “su más contundente rechazo a cualquier acción que afecte la integridad física de los miembros de la AN, de sus familias y colaboradores, y frente a cualquier presión o coacción que impida el pleno y normal ejercicio de sus competencias como órgano constitucional y legítimamente electo”.

Firmaron la nota la Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Cosa Rica, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía, y en cambio no lo hizo México.

Asimismo, la Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos y Perú divulgaron reacciones individuales al incidente.

La Cancillería argentina se solidarizó con el presidente de la AN y subrayó que el episodio “atenta contra las libertades civiles y políticas de los venezolanos, en este caso en la persona del presidente de la Asamblea Nacional”.

Asimismo, resaltó que el hecho “ratifica la imperiosa necesidad de restablecer en Venezuela el orden democrático y el respeto de los derechos humanos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *