lunes , 19 de agosto, 2019

Detuvieron a Vandenbroele en Mendoza

El empresario Alejandro Vandenbroele, sobre quien pesaba un pedido de captura internacional por una causa por presunto lavado de dinero en Uruguay, fue detenido este viernes en la provincia de Mendoza.

La detención se produjo en la localidad de Chacras de Coria, a unos 20 kilómetros de la capital mendocina, donde vive su ex esposa Laura Muñoz.

Precisamente, Vandenbroele fue apresado cuando llevaba a su hija a la casa de su ex mujer, luego de cumplir con el régimen de visita familiar.

Horas antes se había conocido que Interpol había librado un pedido de captura internacional contra el empresario, quien había sido citado en reiteradas oportunidades por la Justicia uruguaya para declarar en una causa en la que se lo investigaba por presunto lavado de dinero y maniobras supuestamente ilegales de transferencia de fondos a través de una firma radicada en el vecino país.

La policía internacional había concurrido al domicilio de Vandenbroele en Buenos Aires pero no lo halló. Esta tarde, había circulado en Internet un video donde se veía al empresario en el spa de un hotel mendocino.

Causa

La investigación a Vandenbroele en el vecino país comenzó hace casi tres años por parte de la Unidad de Información y Análisis (UIAF) que depende del Banco Central de Uruguay (BCU), por una transferencia sospechosa de US$ 620.000 en favor de The Old Fund (que maneja Ciccone, rebautizada Compañía de Valores Sudamericana) a través de la firma Dusbel SA.

Esa compañía solamente había hecho transferencias muy menores, que no habrían superado los 10 mil dólares, y por eso las autoridades orientales pusieron la lupa en el empresario.

Cuando Vandenbroele sea arrestado debe comenzar el proceso para la extradición requerida por la Justicia montevideana.

Por pedido del fiscal Juan Gómez, el juez uruguayo Néstor Valetti había pedido la extradición en octubre pasado, después de que no se presentara a declarar en dos ocasiones en el juzgado especializado en Crimen Organizado de Montevideo.

El consorte de causa de Boudou por el affaire Ciccone había sido convocado a declarar el 4 de febrero de 2014, pero faltó argumentando la prohibición de salir de Argentina que le había impuesto la Justicia local en el marco de la causa de la imprenta.

En cambio, pidió declarar por escrito, lo cual fue rechazado por los tribunales uruguayos, ya que no permite ese trámite para las indagatorias a sospechosos.

Después el empresario dejó trascender que se iba a presentar para “colaborar y aportar” a la causa. Así, se dispuso una nueva audiencia para el 28 de agosto, pero volvió a faltar.

A partir de allí la Justicia uruguaya incrementó la ofensiva para extraditar a Vandenbroele pero, según explicó Valetti al diario El Observador, la Cancillería argentina “observó” el pedido de extradición porque no incluía “una orden de captura”.

Entonces el fiscal la solicitó y el juez accedió al pedido de captura internacional que llegó esta semana a Interpol Argentina.

“Si Vandenbroele está en Argentina, que es el Estado que lo procesó, la Justicia argentina tiene la potestad de evaluar si tiene que cumplir la pena en ese país antes de remitirlo a otro Estado”, explicó Valetti.

Pero aclaró que “si lo detienen en otro país, tienen que enviarlo a Uruguay, siempre y cuando cumplan los tratados internacionales”. El magistrado recordó que Vandenbroele tiene nacionalidad argentina y belga.

La información añadió que “la Policía se presentó en su casa en Buenos Aires con la orden de captura, pero no estaba”. Y se indicó que un sitio de Internet informó que el acusado estaría “en un spa en Mendoza”, al menos hasta las últimas horas.

Vandenbroele está procesado junto con Boudou, José María Núñez Carmona -amigo y socio del vicepresidente- y Nicolás Ciccone, entre otros, por irregularidades en el salvataje de la ex Ciccone.

La Cámara Federal porteña ratificó los procesamientos de los sospechosos, que afrontan cargos por sobornos e incumplimiento de los deberes de funcionario.

(Fuente: lavoz.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *