domingo , 15 de septiembre, 2019

Detuvieron a tres personas tras un ataque al auto de Schiaretti

Se trata de dos comerciantes, de los cuales uno ya recuperó su libertad, y el hijo de uno de ellos. Quedó descartado que los detenidos fueran de Luz y Fuerza como se dijo inicialmente.

La camioneta en la que viajaba ayer el gobernador Juan Schiaretti durante una visita a la ciudad de Villa Allende, fue apedreada y por el hecho fueron detenidas tres personas.

El ataque ocurrió mientras se realizaba una manifestación del gremio Luz y Fuerza y, paralelamente, comerciantes de la zona reclamaban con carteles por las pérdidas económicas que provocaron las obras inauguradas ayer que demoraron casi un año.

El fiscal Guillermo González informó que los detenidos son los comerciantes Carina Sosa (44) y Leonardo Granata (45) y su hijo Franco Granata (19), quienes están acusados de presunta resistencia a la autoridad. Asimismo, se conoció que a última hora de ayer fue liberada Sosa.

En declaraciones a Cadena 3, el fiscal aclaró que los detenidos no pertenecen al sindicato, tal como indicaban las primeras versiones.

En tanto, la hija y hermana de los Granata aseguró que su hermano no se encontraba en la protesta y que su padre terminó con un hombro dislocado tras ser reducido.

En diálogo con Canal 10, la joven contó que “me llamaron diciendo que habían detenido a mi papá, que lo habían tirado al piso, ahorcado y dislocado el hombro” y narró que a su hermano lo detuvieron cuando se presentó en la comisaría.

Por su parte, el vocero de Luz y Fuerza, Dante Maldonado, aseguró que los dirigentes del gremio “no tenemos nada que ver con los hechos”. “Hicimos una manifestación con cánticos, a distancia. No serían nuestros afiliados, estaban a una distancia muy prudencial. Rechazamos esa acusación falsa. Ningún afiliado le ha tirado piedras al gobernador”, afirmó.

Desde la Provincia, el secretario de Comunicaciones y Conectividad, Manuel Calvo informó que “un grupo de inadaptados en medio de un acto oficial atacaron el auto en el que se conducía el gobernador y no vamos a permitir que la intolerancia y el fascismo se instalen en nuestra provincia y detengan el progreso”.

El hecho ocurrió tras un acto de reinauguración de la avenida Goycochea (RP E 54), en Villa Allende, del que participó el intendente Eduardo Romero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *