domingo , 15 de diciembre, 2019

Detuvieron a ex secretario de Cristina, Isidro Bounine

Se desempeñó hasta 2011 como secretario de la Casa Rosada. Está sospechado de lavado de dinero y de conformar una asociación ilícita en el “Causa de los Cuadernos”.

El ex secretario privado de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, Isidro Bounine, fue detenido ayer por la causa de los cuadernos de las coimas.

La detención se produjo apenas horas después de que el juez federal Claudio Bonadio aceptara como nuevo arrepentido del caso al ex secretario de Hacienda de Santa Cruz Juan Manuel Campillo, acusado de participar de las maniobras de lavado de dinero atribuidas al fallecido ex secretario de Néstor Kirchner, Daniel Muñoz.

Fuentes de la investigación informaron que Bounine fue detenido por efectivos de la Policía Federal cuando salía del garage Apart Car ubicado en la Avenida Corrientes al 400 de la Ciudad de Buenos Aires y que este jueves sería trasladado a los tribunales federales de Comodoro Py para ser indagado.

Bounine era el único de los ex secretarios de la ex mandataria que no había sido detenido por la investigación y habría sido señalado en el expediente por Campillo, cuya declaración como arrepentido aún permanece reservada.

Jorge Isidro Baltazar Bounine conoció a Néstor Kirchner cuando era gobernador de Santa Cruz, se sumó a su equipo de colaboradores y en 2003 migró desde esa provincia hacia la Ciudad de Buenos Aires para acompañar a la familia presidencial.

Jorge Isidro Bounine, de 39 años, es hijo de una de las niñeras que se encargó de la crianza de la hija de la expereja presidencial, Florencia Kirchner. Fue recién en 2005 que comenzó a trabajar al lado de Cristina Fernández de  Kirchner como secretario de la Casa Rosada. En 2011 abandonó esa función y hasta hace poco trabajaba en el área de asesoramiento en materia de ingeniería de la compañía Apoll.

Apenas unos instantes antes de que se produjera la detención de Bounine, Bonadio había homologado el acuerdo de colaboración alcanzado por el ex secretario de Hacienda de Santa Cruz Juan Manuel Campillo y los fiscales de la causa de los cuadernos.

Con la homologación del acuerdo, Campillo se convirtió en el nuevo arrepentido de la causa y su defensa ya solicitó su excarcelación: se espera que en las próximas horas recupere su libertad, tal como ocurrió con los demás imputados que se convirtieron en “colaboradores”.

El contenido del acuerdo de colaboración con el que Campillo se convirtió en arrepentido “es reservado” y la fiscalía pidió que se decrete en el expediente el secreto de sumario”, remarcaron fuentes de la investigación.

Campillo, también ex titular de la Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (Oncca) durante el último gobierno kirchnerista, fue detenido hace un mes, junto a su sobrino, Gastón Campillo, acusado de oficiar de “valijero” durante el kirchnerismo. Su sobrino recibió este martes la excarcelación.

A pesar de que se desmarcó del mote de “valijero” en su primera indagatoria, semanas atrás se presentó ante el fiscal Carlos Stornelli con el defensor oficial Gustavo Kollmann y pidió declarar como arrepentido.

Campillo fue señalado por la también arrepentida Elizabeth Ortiz Municoy, vinculada a la venta de inmuebles en Estados Unidos del fallecido secretario privado del ex presidente Néstor Kirchner, Daniel Muñoz.

Muñoz aparece mencionado en la causa de los cuadernos sobre supuestas coimas para el otorgamiento de obras públicas, iniciada a partir del relato escrito de un ex chofer del Ministerio de Planificación Federal, como el secretario presidencial que transportaba bolsos con dinero al edificio ubicado en Juncal y Uruguay, donde suele alojarse la ex presidenta cuando está en la Ciudad de Buenos Aires.

Los investigadores sospechan que Muñoz lavó además unos 70 millones de dólares a través de la compra de propiedades en Estados Unidos mediante testaferros, entre los que se encuentra su viuda Carolina Pochetti.

Detenida desde octubre del año pasado, Pochetti está citada para este jueves a los tribunales federales de Comodoro Py para ampliar su declaración indagatoria, a pedido de su propia defensa.

El juez Bonadio convocó, además, para este jueves a varios vecinos del edificio al que supuestamente Muñoz llevaba bolsos con dinero para tomarles declaración testimonial.

También fue citado para este jueves el arrepentido financista Ernesto Clarens para explicar algunos detalles de su declaración como arrepentida.

(Fuente: La Nueva Mañana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *