miércoles , 18 de septiembre, 2019

Detuvieron a Eduardo Rodrigo, titular de CBI

El acusado se entregó luego que el juez Vaca Narvaja aceptara el pedido de detención del fiscal Senestrari tras la nueva imputación por insolvencia procesal fraudulenta. La defensa recusó al magistrado por adelanto de opinión.

El titular de la financiera Cordubensis SA, Eduardo Rodrigo, se entregó ayer luego que el juez federal Miguel Vaca Narvaja, ordenara su detención, pedida del fiscal Enrique Senestrari, luego que fuera nuevamente imputado por insolvencia procesal fraudulenta por simular vender una casa en El Bosque a un sobrino.

Se cree que Rodrigo intentó desprenderse de su capital para evitar responder con su patrimonio a eventuales multas por evasión y cubrir créditos reclamados por ahorrista defraudados en CBI. Por este motivo, quedó imputado por los delitos de asociación ilícita, intermediación financiera ilegal y estafas reiteradas.

Según la investigación, Rodrigo le vendió la propiedad a un sobrino una propiedad en un country por 300 mil pesos, siendo que el inmueble estaba valuado en 9 millones de pesos. Además, la escribana encargada de avalar la operación inmobiliaria es la madre del titular de CBI.

Para el fiscal, la maniobra de venta de la propiedad es un claro indicador de “peligrosidad procesal” porque significa un ocultamiento de prueba.

Por otra parte, la defensa de Rodrigo recusó al juez por “adelanto de opinión” ante la prensa y apeló la privación de la libertad.

La causa por la financiera ilegal CBI se inició luego de que uno de los socios y directivos, Jorge Suau, apareciera muerto en la zona de Alta Gracia el 13 de febrero de 2014, en el interior de su camioneta a medio quemar, en un camino rural cercano a la localidad de Rafael García y cuya muerte fue caratulada como suicidio.

Suau había enviado antes de su muerte una carta al fiscal Senestrari, denunciando el lavado de dinero que se hacía en la financiera, e involucró en esas maniobras al presidente de la financiera, Eduardo Rodrigo, y a otros socios de la firma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *