Lunes , 24 de Julio, 2017

Designarán a un nuevo fiscal en la causa Balbo

Tras dictar la prisión preventiva para los siete acusados por el crimen del hincha de Belgrano, Liliana Sánchez se retiró y, por el momento, se desconoce quien tomará la investigación.

Luego de dictar la prisión preventiva para los siete acusados por la muerte del hincha de Belgrano Emanuel Balbo, la fiscal Liliana Sánchez se retiró y se desconoce quien la sucederá al frente de la investigación.

El nuevo funcionario deberá resolver tres amparos que esperan resolución. Se trata de dos recursos planteados por la defensa de los acusados contra la admisión de la Provincia como querellante y un del club Belgrano para que sea aceptado como parte de la querella.

Cabe recordar que el miércoles, Sánchez dictó la prisión preventiva para los imputados por la muerte de Balbo, el hincha de Belgrano que murió luego de ser arrojado al vacío en una tribuna en el estadio Kempes, durante el clásico con Talleres celebrado en marzo pasado.

La funcionaria acusó a Oscar Eduardo “Sapito” Gómez (36) como “instigador” de homicidio agravado, mientras que señaló a Matías Ezequiel Oliva (20), Pablo Javier Robledo (18) y Martín Darío Vergara (20) como “coautores” del crimen.

En tanto, la fiscal imputó a David Oliva Molina (42) como “partícipe necesario” y a Yamil Nahuel Salas (22) como “partícipe no necesario” del homicidio.

Finalmente, el acusado por el robo de las zapatillas de Balbo mientras agonizaba, Hugo Orlando Acevedo (40) fue imputado como “autor de hurto calamitoso”.

El hecho investigado ocurrió el sábado 15 de abril pasado en el entretiempo del clásico entre Belgrano y Talleres, cuando Balbo identificó a Gómez, que está imputado por el homicidio de su hermano, quien a su vez lo señaló a los gritos como simpatizante de Talleres provocando que otros hombres lo agredieran.

Ante esta situación de inferioridad, la víctima intentó escapar y saltar desde la tribuna pero otros hinchas lo empujaron al vacío golpeando su cabeza contra el suelo sufriendo heridas que, finalmente, le provocaron la muerte dos días después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *