lunes , 21 de octubre, 2019

Denunciarán a la cúpula policial por el asesinato de Julia Torres

Se trata de la mujer que murió por las heridas provocadas por su marido, quien la apuñaló, pese a que la justicia había dispuesto una custodia permanente frente a la casa de la víctima.

La hija y el padre de Julia Torres, la mujer que falleció hace un mes y durante más de 20 años fue víctima de violencia de género, anticiparon que denunciaran a la cúpula policial por no evitar el crimen pese a que la justicia había ordenado una custodia permanente de la vivienda de la víctima.

María de los Ángeles Gonzalía, hija de la mujer, y Jesús Torres, padre de Julia, presentarán una denuncia penal en contra del jefe policial del cuerpo de Saturación y Consignas, y contra “todo otro personal policial con grado de responsabilidad y que se encontraba cumpliendo órdenes dispuestas por la fiscalía, las que no fueron cumplidas de conformidad a los hechos y el derecho”, según adelantó el abogado que los patrocina, Carlos Nayi.

El 8 de febrero pasado cerca de las 5.30, tras haber denunciado 25 veces a su ex pareja, el hombre llegó en un Renault 9 hasta la casa de Julia, en José Ignacio Díaz, 3ª sección, y tras chocar contra el portón del garaje, ingresó en el domicilio y le clavó una cuchilla en el estómago, antes de ser reducido por su hijo y un cuñado de éste.

Julia fue operada en el Hospital de Urgencias ya que la puñalada le afectó el estómago, bazo, hígado y pulmón y logró sobrevivir.

Esa madrugada no estaba el policía que debió hacer custodiado la casa, según lo había ordenado la fiscal Betiana Croppi.

“El 9 de julio, mi madre fallece a consecuencias del grave deterioro que sufrió su salud, por este grave hecho y severas complicaciones multiorgánicas a consecuencia del ataque criminal del que fue víctima”, señaló su hija.

En ese sentido, cabe aclarar que el ex marido de Julia, Alberto Gonzalía, será juzgado en la Cámara 2ª del Crimen por el supuesto delito de “homicidio calificado en grado de tentativa y lesiones graves”, aunque el fiscal de Cámara, Raúl Gualdas puede solicitar, si los estudios médicos lo avalan, el cambio de caratula por “homicidio calificado”.

Asimismo, la familia de la mujer entendió que esta situación “pudo haber sido evitada por el personal policial, si hubiese permanecido y cumplido con la orden impuesta por la fiscalía a cargo de Croppi”.

Aseguraron que “la consigna policial se cumplía de un modo defectuoso y discontinuo, ya que personal policial que era asignado para la guardia, procedía a quedarse una o dos horas en el domicilio y luego se retiraban del lugar asignado, abandonando el objetivo, sin justificación alguna”.

Además de pedir en constituirse como querellantes, la hija y el padre de Julia solicitan que se investigue la posible comisión de los delitos de “violación de los deberes de funcionario publico” y “abuso de autoridad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *