lunes , 17 de diciembre, 2018

Denuncian detención de un manifestante contra Monsanto

Se trataría de un joven que el sábado realizaba una intervención artística en Plaza de la Intendencia en el marco de las “Jornadas simultáneas de los pueblos en lucha”.

Activistas que se oponen a la instalación de la planta de Monsanto denunciaron que el sábado pasado fue detenido un joven cuando se encontraba realizando una acción de intervención artística en Plaza de la Intendencia en el marco de las denominadas “Jornadas simultáneas de los pueblos en lucha”, organizada por los autoconvocados del bloqueo a Monsanto.

En este sentido, detallaron que la policía actuó con impunidad, incluso habrián sacando el arma reglamentaria para detener al militante, y participado un automóvil de civil, e Infantería en la detención.

Lucrecia Fernández, integrante de Mucho Palo, relató: “Cuando se cumplió un año del bloqueo se decidió hacer una jornada conjunta y en Córdoba tuvo lugar en Plaza de la Intendencia y en simultaneidad con las que se realizaban en Mendoza, Rosario, Neuquén, Buenos Aires y Corrientes”.

“En ese marco nos acercamos a unos de los semáforos a hacer una intervención musical y repartir volantes. La policía de Córdoba estaba deteniendo a un pibe en ese lugar. Pasamos al lado tocando el redoblante y el bombo y uno de los policías se dio vuelta de manera bastante sacada pidiéndonos que dejáramos de tocar. Se deja de tocar pero se le explica que lo que estábamos haciendo era solamente una intervención musical. En ese momento empieza a increparnos, principalmente al compañero que estaba tocando el redoblante”, contó la joven y continuó: “Luego comienza a empujarlo mientras le pedíamos que se detenga. No conforme con eso, empiezan a perseguirnos y nuestro compañero se asusta porque era una situación bastante extraña, cuando sólo estábamos explicándoles en qué consistía la actividad. Es entonces que nuestro compañero sale corriendo, perseguido por la policía. Los que íbamos más cerca de ellos vimos cómo tres veces trataron de sacar su arma reglamentaria para detenerlo“.

En este sentido, Fernández contó que “luego de diez cuadras corriéndonos por el centro de Córdoba detienen a nuestro compañero, el resto nos ponemos frente al móvil para tratar de evitar que se lo lleven y explicar nuevamente cuál era la situación pero no hubo manera de que fuera bajado del móvil”.

“Llegaron tres móviles más y tres camionetas de infantería con uniformados armados “hasta los dientes”, quienes empezaron a empujar y a golpear a quienes estábamos allí, para lograr sacar el móvil hacia atrás”, continuó.

Según declaró la activista, luego se dirigieron hacia la Comisaría Tercera que era hacia donde había sido trasladado el compañero detenido y gracias a la difusión de fotos en las redes sociales “se empezó entonces a negociar la libertad del compañero en la puerta de la comisaría y pudo salir dos horas después”.

“La policía terminó pidiendo disculpas pero intentando negociar de esa manera que no se traslade la movilización a la puerta de la comisaría. Entre todo lo sucedido fue ridículo que jamás le pidieron el documento al compañero que se llevaron”, comentó.

Finalmente, Fernández opinó que la intención de los policías siempre fue “buscar un momento para buscar cortar la actividad. No desconocían lo que estábamos haciendo y lograron interrumpirlo porque obviamente la actividad no pudo continuar. Mucha gente se acercó indignada con la policía y protestando por lo ocurrido, porque ya está cansada de ver estar situaciones. Nos preocupa mucho una nueva situación de este ya que hemos participado de muchos hechos similares”.

(Fuente: Red Nacional de Medios Alternativos)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *