viernes , 20 de septiembre, 2019

Denuncian a Mestre por canjear cartelería a cambio de habilitaciones

Un empresario afectado por la explosión en Alta Córdoba denunció penalmente al intendente y otros dos funcionarios. Lo acusó de canjear publicidad política y por otras violaciones a la Ordenanza Municipal N° 10.378.

El empresario Marcelo Zambrana, afectado por la explosión en Alta Córdoba, denunció penalmente ayer al intendente Ramón Mestre y al Director de Obras Privadas y Uso del suelo y al Director de Inspección General del municipio, Dante Buffa y Mariano Ibarra, respectivamente, por los delitos de “abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público”.

De acuerdo a la denuncia “el 80% de la cartelería en la vía pública no cumple o viola la Ordenanza Municipal N° 10.378” ya sea “por su instalación, afectación al espacio aéreo, a la estética, las condiciones de estructura y/o la obligación de exhibir matrículas”.

Zambrana afirmó que “la Municipalidad llegó a un acuerdo con cuatro o cinco empresas que se dedican a la cartelería a cambio de publicidad oficial”. “Entonces, a ellos no los controlan, al resto sí y encima con ellos se hace un canje publicitario” agregó.

De acuerdo a la normativa vigente, por cualquier cartel que se encuentra en la vía pública fuera de todo marco regulatorio debe ser intimado el responsable y a los 10 días multado en caso de que se mantenga. Sin embargo, Zambrana aseguró que cuando presentan los reclamos en el municipio apuntando a los infractores, les dicen que “ya está la multa, pero sin comprobante alguno de que esto sea así. Dicen que pagan, pero no muestran nada”.

Cabe destacar que el gobierno municipal llegó a un acuerdo económico con ocho empresarios que conformaron la Cámara de Publicidad Exterior de Córdoba (CAPEC), entidad que, a principios de agosto, le “obsequió” al municipio una camioneta Fiat Fiorino (OQR318) que aún está a nombre de la Cámara, y que fue recibida por el subdirector de Control de Cartelería y Publicidad, Fernando Bocco.

Según lo que los publicistas dieron a conocer, con la entrega del vehículo 0Km se buscaba “colaborar en el cuidado y control de los elementos no legalizados en la ciudad y de cartelería que puede ocasionar peligro a terceros”.

Zambrana afirmó que con la denuncia “lo que se busca es que la ley sea pareja para todos. Hay carteles de estas empresas que no pueden ser autorizados por el riesgo que significan; que no deberían haber superado habilitación alguna; que están en lugares que por ordenanza no deberían… y no les hacen ninguna notificación. Sin embargo, a una empresa como la nuestra que se tuvo que hacer de nuevo después de la explosión, le pusieron una multa de 10 mil pesos y a la persona que me alquilaba el galpón, que hoy está destrozado (estaba al lado de Química Raponi), le siguen cobrando los impuestos”.

(Fuente: lmcordoba.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *