domingo , 25 de agosto, 2019

Denuncian a Macri por vender 53 propiedades del Estado por decreto

Lo hicieron dos abogados, quienes acusaron al presidente de haber autorizado la venta de diferentes inmuebles, sin la autorización del Congreso y amparado en una ley de la dictadura que perdió vigencia hace seis años.

Dos abogados denunciaron al presidente Mauricio Macri por la venta de 53 inmuebles públicos por decreto y sin autorización del Congreso.

Se trata de más de 50 hectáreas, de las cuales, la mitad se encuentran ubicadas en Puerto Madero.

Los denunciantes son Rafael Klejzer y Jonatan Baldiviezo, miembros del espacio Izquierda Popular, quienes realizaron la denuncia en  el Juzgado Federal Nº 10 por incumplimiento de los deberes de funcionario público y abuso de autoridad.

Además pidieron que se dicte una cautelar para frenar la subasta de tres inmuebles programada para el mes de marzo en el Banco Ciudad.

Los demandantes remarcaron que en los fundamentos de los tres decretos firmados en 2016, se sostiene que la enajenación está amparada por la ley 22.423, “sancionada” durante la última dictadura cívica militar, la cual está vencida desde hace seis años.

Baldiviezo explicó que “son ventas absolutamente ilegales, el Presidente no tiene facultades para vender tierras de la Nación y necesita sí o sí autorización del Congreso”. “Los tres decretos se fundan en una ley que ha perdido vigencia. Por lo tanto, el Presidente se está arrogando facultades del Congreso, haciendo uso de una norma que perdió vigencia hace más de seis años, constituyendo un verdadero abuso de autoridad”, advirtió el letrado.

Entre los inmuebles que se pretenden vender se encuentran residencias de embajadores en el exterior, dos complejos de canchas de fútbol, un centro de salud mental porteño, un boliche del Conurbano, tres oficinas que alguna vez fueron utilizadas por la ex Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE), una ex casa tomada, un inmueble utilizado para la Escuela Judicial del Consejo de la Magistratura y casi 92 mil m2 de terrenos ferroviarios en el barrio de Retiro.

Según los denunciantes, estas tierras están predestinadas para quedar en manos de las “grandes constructoras y desarrolladoras inmobiliarias -también amigos del Presidente- y sus socios, como Eduardo Elzstain (dueño de IRSA S.A.) y Nicky Caputo”, quienes son propietarios de parte de un terreno aledaño conocido como Catalinas Norte, vendido en 2009 por el entonces jefe de Gobierno porteño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *