martes , 17 de septiembre, 2019

Defendiendo con uñas y dientes

Ante la negativa de los gremios, Schiaretti ratificó su decisión de reformar la ley previsional.

Parecen haber pasado muchos años de la foto de entrega de los atributos provinciales en el Panal, cuando el ex mandatario, José Manuel De la Sota se despedía de su actuación en su Córdoba natal y un nuevo camino, aunque con corredor conocido, comenzaba para la provincia mediterránea de la mano de Juan Schiaretti.

Al contrario de los otros 3 años de gestión, el Diciembre de este 2015 electoralmente convulsionado parece marcar a paso lento cada uno de los escalones por los que deciden pasar los gobernantes.

Con la mirada un poco más puesta en lo local, a 19 días de asumir como titular del Panal, Schiaretti comenzó a tachar parte de la lista de promesas que lo consagraron sucesor del “Gallego” en Junio pasado.

Primero la tasa vial, propuesta que dentro del PJ disparaba discusiones entre delasotistas y schiarettistas debido a la implementación de uno y derogación de otro. Ahora, la reforma de la ley previsional.

Si bien a la hora de encabezar voluminosos paquetes de obras y políticas gubernamentales siempre existen sectores resistentes a los cambios,  con el mágico poder del lobby las diferentes partes y sus respectivos intereses parecen encontrar un punto en común, en este caso, ¿será así?

Tensiones gremiales

La apuesta más arriesgada del nuevo mandatario fue esperar hasta un 23 de Diciembre para sancionar, con el 80 por ciento de aprobación en la Unicameral, la reformar de la ley previsional de la Caja de Jubilaciones.

Mientras los parlamentarios de la izquierda fueron la oposición dentro de la Legislatura, en las calles cordobesas está el gran desafío de Schiaretti: la protesta gremial.

El último mes del año tuvo un comienzo caótico con la protesta del sindicato de empleados municipales (SUOEM) y casi llegando al año nuevo, esta situación parece ser moneda corriente en las calles céntricas.

A pesar que el gobernador cordobés se muestre tranquilo con respecto a la primera ola de movilizaciones que realizan los gremios en su contra, fuentes dentro del Panal aseguraron que espera atenuar la protesta durante el mes de enero, tiempo al que también le suma diversas negociaciones para arribar a febrero con un clima ya calmado.

Schiaretti sabe que estas movilizaciones son la previa a las discusiones paritarias que, de no contentar a las filas más fuertes, podrían complicarle el comienzo del 2016, sobre todo en las escuelas.

Contra toda presión

Pero, a pesar de toda puja, el mandatario tiene algo en mente: no dar marcha atrás con la reforma de la ley previsional.

La apuesta de Schiaretti radica en apelar otras aristas en la negociación con los gremios, pero la composición de la modificación de la Caja de Jubilaciones quede intacta.

“Córdoba llegó a esta situación porque se cometieron muchos errores en el pasado”, alegó el Gobernador durante el programa Voz y Voto de Canal C y agregó: “(…) era la única manera de salvar a la Caja de Jubilaciones”, sentenció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *