martes , 16 de julio, 2019

Declara hoy la ex secretaria de Kirchner

Miriam Quiroga deberá comparecer a las 11 ante el juez federal Julián Ercolini, en el cuarto piso de los tribunales de Comodoro Py, como testigo en la causa por presunta asociación ilícita de funcionarios y empresarios K

La ex secretaria de Documentación de Casa de Gobierno durante la presidencia de Néstor Kirchner deberá declarar por sus dichos en el programa “Periodismo Para Todos”, de Jorge Lanata. Quiroga afirmó que cuando trabajaba en la Rosada vio al entonces secretario de Kirchner, Daniel Muñoz, salir con bolsos, presuntamente con dinero, e ir a la Quinta de Olivos y de allí en avión o por vía terrestre a Santa Cruz.

La mujer fue despedida del cargo luego de la muerte del ex presidente, con quien trabajaba desde su época de gobernador de Santa Cruz.

Por las afirmaciones de los bolsos se inició una causa que tiene el juez federal Luis Rodríguez, pero el fiscal Gerardo Pollicita pidió que Quiroga declare como testigo en el expediente de la asociación ilícita.

Se trata de una causa que se abrió en 2008 por una denuncia de la diputada nacional Elisa Carrió para que se investigue a Néstor Kirchner y a los funcionarios Julio De Vido, Ricardo Jaime y Claudio Uberti y a los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López, entre otros, por presunta asociación ilícita.

Quiroga cuenta con una custodia de la Policía Metropolitana y rechazó formar parte del Programa de Protección al Testigo del Ministerio de Justicia que le ofreció el juez Ercolini.

La causa por los dichos de Quiroga es una de las que se inició junto con otras por presuntos hechos delictivos que involucran a allegados del Gobierno.

La principal es contra el empresario kirchnerista Lázaro Báez, su hijo Martín, los contadores Leonardo Fariña y Daniel Pérez Gadín, el financista Federico Elaskar y el asesor Fabián Rossi, quienes fueron imputados por el fiscal federal Guillermo Marijuán por presunta asociación ilícita.

Según contaron Fariña y Elaskar en “Periodismo Para Todos” se sacaron del país en aviones 55 millones de euros que era dinero “negro” de Lázaro Báez para ser llevado a cuentas bancarias creadas a partir de empresas fantasmas en Panamá.

El juez federal Sebastián Casanello, que trabaja con Marijuán en el expediente, allanó el viernes pasado nuevamente el edificio “Madero Center”, ubicado en Juana Manso al 500, en Puerto Madero, donde funcionaba la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”.

La firma SGI era de Elaskar y desde allí se habrían creado las empresas fantasmas a través de las cuales se habría sacado la plata.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *