lunes , 17 de diciembre, 2018

De la Sota y un stand by a la policía

La legisladora, ex juecista ahora kirchnerista, Liliana Montero pidió al gobernador provincial que suspenda los asensos y retiros de los oficiales que pueden estar involucrados en el robo de armas.

Al parecer, el escándalo por el robo de las 67 armas de la Central de policía tiene a mal traer al titular del Panal. Mientras José Manuel De la Sota aspira a finalizar su mandato acompañado por el jefe de policía, Julio César Suárez, las críticas a la conducción policial no cesan.

Conocida la noticia del adelanto de los asensos y pases a retiros, la legisladora provincial, Liliana Montero, se dirigió al gobernador, “en su carácter de máximo responsable del poder político y por lo tanto de la fuerza policial”, para que impida el silenciamiento de los policías que pueden estar implicados en el caso y de esta forma, pause el proceso.

Según la parlamentaria  tal hecho representa una “gravedad institucional inusitada” y agregó  que es necesario que “desde el poder político debe haber mensajes y directivas claras para que nadie con responsabilidad en los hechos sea beneficiado en lugar de castigado”.

Sin embargo, desde la gobernación provincial aún no se tomaron reales medidas, salvo aquellas declaraciones donde De la Sota prometía identificar a todos los responsables.

Por lo pronto, y según parece, el mandato delasotista llegará a su fin con un problema no resulto: la seguridad.

El gran legado del “Gallego” para el gobernador electo, Juan Schiaretti, será un desconcierto en seguridad y descreimiento en la autoridad policiaca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *