martes , 23 de julio, 2019

Acto con De la Sota: “Es una medida difícil” calificó Mestre a la decisión de aumentar los impuestos municipales.

(Especial por Ignacio Cadario) El Gobernador José Manuel de la Sota y el Intendente Ramón Javier Mestre, estuvieron  en el mismo palco en la inauguración de poco más de doscientas luminarias en barrio Santa Isabel II sección. Ambos, llegaron juntos aunque en autos separados. El intendente mostraba una imagen de oficina, es decir traje casi arrugado y corbata desacomodada. Mientras que el gobernado lucia una campera de cuero marrón y pantalón de jean azul. Protocolarmente el saludo fue muy ameno y hasta hubo varios abrazos.
En lo que hace a los anuncios de cada uno, primero lo hizo Mestre, como corresponde para que cierre el gobernador. Los dos coincidieron en que ser de partidos distintos, no tenía que ser sí o sí sinónimo de pelea. De la Sota dijo muy categóricamente que los partidos son sólo para el día de las elecciones, y que al otro día todos tienen que trabajar en común para el bien de todos. El gobernador remarcó que hay tiempos difíciles y recordó que es un gobernador amigo de todos. Mestre por su parte dijo que era muy importante dejar un mensaje en los primeros días de gestión y que se están haciendo muchos esfuerzos, no sólo con gestos sino tirando para adelante.
Posterior a las presentaciones y a los elogios entre unos y otros, y muy desprolijamente, respondieron las preguntas de los medios que allí estaban presentes.
En la conferencia de prensa De la Sota habló sobre varios temas. Cuando se le preguntó sobre el traslado del Hospital del Sur dijo que hay que sentarse a negociar pero que sabe que hay un problema gremial. En  torno al conflicto con los equipos de salud dijo que siempre hubo diálogo, esto respondiendo a lo que dicen desde la parte que lleva adelante el conflicto de que no hay reuniones para solucionar el tema. Con respecto a la reaparición el día de mañana de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner dijo que está invitado a un acto donde se anunciaran construcciones de edificios escolares y que asistirá a la casa Rosada.
Quien se explayo más y habló casi durante 7 minutos fue el intendente Ramón Mestre. Respondió a todos de todos. Comenzó respondiendo que la ciudad, que ha tenido 12 años de malas gestiones, no se va a recuperar de un día para el otro. Dijo que  lo que se está haciendo es un reacomodamiento puertas adentro viendo los gastos y ahorrando en gastos superfluos. En torno al trasporte lo que se está evaluando es la minuta de costos y que no puede desprenderse de la realidad que hay inflación. Con esta respuesta el jefe comunal dejó casi en claro que el boleto subirá. Posteriormente, defendió la suba en las tasas y dijo que había una necesidad de eliminar el “perjuicio” que se otorgó en 1999 que terminó de desfinanciar al municipio. Luego, explicó que es una medida difícil, dura y necesaria para así poder salvar a la ciudad, y que al esfuerzo no lo hacen sólo los vecinos, sino que  lo hacen todos. Por su parte  no descartó que tenga que volver a pagar los sueldos en varias etapas ya que al día de hoy las finanzas siguen complicadas y valoró que en plena etapa del conflicto por los salarios los empleados en su mayoría respondieron trabajando. En ese orden descartó de pleno que el aumento de los tributos sea solo para pagar salarios a los empleados y agregó que las subas se verán en obras. Finalmente el intendente dijo: “Estamos para hacer las cosas que deben hacerse, no para quedar bien”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *