martes , 10 de diciembre, 2019

De la Sota tomó juramento a la nueva cúpula de Seguridad

La nueva ministra será Alejandra Monteoliva, quien anticipó que presentará un proyecto para controlar el consumo de alcohol. El gobernador destacó que su gobierno permite que haya una justicia independiente. Aseguró que los policías “no quieren ver manchado su uniforme”.

El gobernador José Manuel de la Sota tomó hoy juramente a la nueva ministra de Seguridad, Alejandra Monteoliva, en reemplazo de Alejo Paredes, quien renunció al cargo el viernes pasado en medio del escándalo por supuestos vínculos entre jefes de Drogas Peligrosas y narcotraficantes, que está investigando la justicia.

Al respecto, el mandatario consideró que “es imposible tolerar que la Justicia sospeche sobre agentes del orden como delincuentes y por eso el Gobierno pone a disposición de la Justicia tanto provincial como Federal absolutamente toda la información y todo lo que necesite para llegar hasta el fondo en las investigaciones en marcha o las que ocurran el día de mañana”.

“Desde que asumí como gobernador, la primera vez, propuse respecto de la Justicia que la política partidista no entrara nunca en el ámbito del Poder Judicial de Córdoba (…) Esto ha permitido que tengamos una justicia independiente y autárquica“, destacó De la Sota al intentar rescatar algo de su gobierno en medio de la fuerte crisis que atraviesa la gestión delasotista a un mes de las elecciones legislativas.

Seguidamente, el gobernador afirmó: “Somos nosotros, los cordobeses, todos y cada uno de los ciudadanos que queremos confiar en nuestra Policía, que son también nuestros policías que en su gran mayoría han dedicado su vida al servicio, a la comunidad, que no quieren ver manchado el uniforme que han lucido con orgullo bajo cualquier gobierno democrático”.

“Quiero también decirles que hoy asumen nuevas autoridades en la Policía de la Provincia de Córdoba y que hemos seguido con nuestra línea de profesionalismo absoluto”, sostuvo De la Sota a la vez que dijo que “respecto de la Policía apuntamos siempre a profesionalizar y a mantener la Policía fuera del partidismo“.

Por su parte, la flamante Ministra de Seguridad anticipó que lanzará un proyecto de ley sobre “tolerancia cero” para realizar controles de alcoholemia en las rutas cordobesa, pese a que la principal preocupación pasa ahora por el control del narcotráfico.

Alejandra Monteoliva es la primera mujer en ocupar tal cargo, y hasta ahora se desempeñaba como directora del Observatorio del Delito y la Violencia, perteneciente al Ministerio de Seguridad de Córdoba.

Es egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Relaciones Internacionales de la Universidad Católica de Córdoba; se graduó como Magister en Planificación y Administración del Desarrollo Regional del Centro Interdisciplinario de Estudios Regionales –CIDER– de la Universidad de los Andes en Bogotá, Colombia; y es consultora para entidades multilaterales, asesora de gobierno en varios países de América Latina y docente en universidades de Colombia y Argentina.

Asimismo, este mediodía también asumieron como nuevo Jefe de la Policía de Córdoba César Almada, quien reemplazará a Ramón Frías y como director general de la Policía Caminera, Carlos Galbucera, quien ascendió a la subjefatura para reemplazar a Carlos Colino.

Al asumir, Almada dijo que su misión es “acomodar el barco” a la vez que admitió que se trata de “un momento difícil” y que “hay que dejar actuar a la Justicia”.

Almada pidió “una Policía que esté a disposición permanentemente de la Justicia. Y trabajar día a día al lado de la comunidad que es quien nos da el diagnóstico de esta situación”.

“Una vez que tengamos el veredicto de la Justicia, vamos a saber si son culpables, y si no lo fueran, hay que reivindicarlos”, sostuvo y agregó: “Si nosotros detectamos que algún efectivo no está cumpliendo con los designios que tenemos nosotros y ha transgredido y se ha ido hacia otro sector, somos los primeros que lo vamos a poner en conocimiento de la Justicia”.

El comisario Almada, con casi 32 años de servicio dentro de la fuerza, se desempeñaba como director General de Seguridad Capital. Integra el Consejo de Seguridad Deportiva de la Provincia de Córdoba y además es docente de la Escuela de Policía.

Los cambios que se produjeron en el gabinete de Dela Sota surgen a partir de la renuncia de las autoridades de la cartera de Seguridad, quienes tomaron dicha decisión al verse envueltos en un escándalo por una denuncia que vinculó a agentes del área de Drogas Peligrosas con el negocio del narcotráfico en la provincia.

En el caso que está siendo investigado por la Justicia, hasta el momento ya son ocho los policías imputados por el fiscal federal, Enrique Senestrari, de los cuales cinco ya fueron detenidos.

Entre los imputados se encuentra el comisario mayor retirado Mario Nieto, quien hasta el año pasado se desempeñaba como jefe de Drogas Peligrosas, cargo en el que fue reemplazado por Rafael Sosa, también detenido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *