jueves , 22 de agosto, 2019

De la Sota quiere inaugurar la escuela número 500 antes de finalizar su mandato

El Gobernador de Córdoba puso ayer en funcionamiento el edificio 466 desde el inicio de su gestión en el año 1999 y la escuela número 17 en la ciudad de Río Cuarto. Sostuvo que espera poder inaugurar la escuela número 500 antes de finalizar su gestión.

De la Sota inauguró ayer el IPEM N° 28 “Villa de la Concepción del Río Cuarto”, donde concurren 250 alumnos. La escuela es la número 17 que se construye en la capital alterna de la provincia desde que De la Sota asumió por primera vez como Gobernador.

“Quisiéramos llegar a las 500 antes de que termine nuestro gobierno en diciembre de 2015. Vamos a poner todos nuestros esfuerzos para llegar a un número que es récord”, expresó De la Sota en el acto de inauguración del nuevo edificio escolar. 

En la oportunidad, el mandatario resaltó el valor de la formación para el futuro de los hombres. “La educación es el camino para la solución de nuestro país, educar es dar futuro. El futuro de todos comienza en las aulas de las escuelas”, aseguró.

Acompañaron al mandatario cordobés los ministros de Educación, Walter Gahovac y de Infraestructura, Hugo Testa; la directora de la Fundación Banco de Córdoba, Adriana Nazario; el presidente de la Agencia Córdoba Joven, Franco Miranda; el presidente de la Agencia Córdoba Deportes, Agustín Calleri, miembros del Gabinete del Sur, legisladores, autoridades educativas, alumnos, padres, público en general.

Aulas contenedores

Pese al anhelo del Gobernador, hay que recordar que hoy en la Provincia de Córdoba 14 escuelas funcionan en contenedores.

Según un informe publicado en abril por La Voz del Interior, alumnos cordobeses asisten a clases en 43 contenedores distribuidos en toda la Provincia. Algunos de ellos llevan entre cuatro y 10 años de existencia, pese a que el Gobierno lo instaló como una salida transitoria por refacciones o construcción de las nuevas escuelas.

Desde el Ministerio de Educación sostuvieron que la demora se debía a las lluvias de febrero, que retrasaron las obras en las escuelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *