miércoles , 16 de octubre, 2019

De la Sota planea una nueva demanda ante la Corte contra la Nación

El Gobierno de la provincia de Córdoba prepara una denuncia ante la Corte Suprema de Justicia para que la administración nacional deje de retenerle el 15 por ciento de su coparticipación, fondos que van a engrosar la caja de la Administración Nacional de Seguridad Social.

Según laVoz.com, el gobierno de José Manuel De la Sota denuncia que la administración de Cristina Fernández de Kirchner hace 22 meses que no le envía un solo peso a la Provincia para solventar el déficit de la Caja de Jubilaciones, un compromiso basado en aquel pacto fiscal 1992 y que también cuestionan provincias como Santa Fe.

El gobernador de Córdoba le confirmó al medio local, que el fiscal de Estado, Jorge Córdoba, junto al asesor letrado Alberto García Lema están trabajando en la presentación, que se concretará en los próximos días.

“Solicitar que la Nación deje de descontarnos el 15 por ciento de la coparticipación es algo que está ordenado por una ley provincial. No hicimos antes la presentación, aguardando a que la Corte se expida sobre la medida cautelar. Pero en los próximos días iremos a pedir que nos devuelvan la coparticipación. La ANSES hace casi dos años que no nos envía un peso”, aseguró De la Sota.

Aunque el mandatario provincial evitó hablar sobre la medida cautelar que la Provincia presentó ante la Corte, para que le exija a la Nación desembolsar al menos una parte de los 1.040 millones de pesos de deuda acumulada sólo en 2011, otros funcionarios delasotistas están convencidos de que, antes de fin de año, el máximo tribunal se expedirá sobre este recurso.

Si el alto tribunal obliga a la Anses a girar estos 500 millones, será la misma cifra que el Gobierno provincial tiene previsto recaudar el año próximo por la tasa vial, ahora discutida por los funcionarios kirchneristas.

De la Sota sigue marcando diferencias con el kirchnerismo. En tanto dijo que “no me verán de rodillas” en referencia a la embestida contra la tasa vial, o la obra de los gasoductos, cuyo arranque depende de una última firma del Banco Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *