domingo , 25 de agosto, 2019

De la Sota insistió con que las denuncias por narcotráfico son operaciones políticas

“En provincia de Buenos Aires no hay narcos, ¿no?” se preguntó y a la vez que se manfestó a favor de la ley de derribo y de la radarización de las fronteras.

El gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, pidió hoy “despartidizar” la lucha contra el narcotráfico a la vez que insistió en que las denuncias contra su gobierno forman parte de una operación política y volvió a manifestarse a favor de avanzar en una ley de derribo y de radarización de las fronteras.

“En provincia de Buenos Aires no hay narcos, ¿no? Pareciera ser que solamente (existen) en Santa Fe y Córdoba, que son dos provincias que tiene gobiernos críticos de lo que pasa en el país y del gobierno nacional; ahí sí hay gran difusión”, afirmó volviendo a evitar hablar de las denuncias que afectan gravemente a su gobierno.

En diálogo con radio Mitre, De la Sota aseguró que el tema del narcolescándalo es una idea que se busca instalar desde la Casa Rosada, pero que “a nosotros no nos preocupa porque somos los primeros interesados en acabar con los narcos. Ojalá fuera una cosa seria, no instrumentada políticamente, sino que llevara tranquilidad a nuestras familias”, afirmó.

En el mismo sentido, el mandatario consideró que “no hay respuestas aisladas frente al problema de narcotráfico”, por lo que afirmó que “tanto los intendentes, como los gobernadores y el Gobierno nacional” deben dejar “de lado los partidismos, enfocarse en este problema que es gravísimo” y crear una “oficina nacional” que se ocupe de este flagelo.

Asimismo, el gobernador dijo que el negocio de la droga debe ser “enfrentado entre todos, no con discursos, sino sancionando medidas eficaces”.

“Hay que despartidizarlo, despolitizarlo, no usarlo en la pelea política; siempre es malo el uso político de un problema tan grave como es el narcotráfico”, opinó a la vez que aseguró que las fronteras argentinas son un “colador”, por lo que reiteró su posición a favor de la radarización y de una ley de derribo.

“Hay que radarizar las fronteras que en la Argentina son un colador. Mi amigo (Antonio) Bonfatti, el gobernador de Santa Fe, lo dice: a él le llega la droga en Rosario por vía fluvial y a los cordobeses nos llegan cuando aterrizan en pistas en muchos lugares”, sostuvo.

Respecto de la ley de derribo, De la Sota resaltó: “Yo no estoy planteando salvajadas, soy un demócrata, creo en la libertad, en los principios de la Constitución. Estoy planteando seguir un protocolo de aviso”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *