viernes , 14 de diciembre, 2018

De la Sota insiste con el merodeo

Tras la sentencia con el comisario Márquez,  el mandatario provincial negó la existencia de abuso policial o detenciones ilegales.

La política de seguridad de la gestión delasotista continúa provocando revuelo, más aun luego que ayer condenaran al ex comisario, Pablo Márquez, por “abuso de autoridad y coacción reiterada”.

En medio de la polémica desaparición de armas de la Central de Policía de la provincia de Córdoba, el Gobernador José Manuel De la Sota polemizó los titulares abalando una de las políticas que mayor resistencia presenta a su gobierno: El Código de Faltas.

Detenciones arbitrarias  y bajo la consigna de portación de rostro, miles de jóvenes de barrios humildes son detenidos sin tener caratula el caso, simplemente por una averiguación de antecedentes.

El mandatario cordobés negó las versiones que consideran ilegales las demoras y declaró: “Son cosas que reclaman esos de la Gorra, que casi siempre son parientes o vecinos de los que delinquen. Y que cuando son detenidos presentan un frondoso prontuario”.

Entre el escándalo de la narco policía, el acuartelamiento policial que condujo a los saqueos de diciembre de 2013 y el robo de armas de la central, la políticas de seguridad de la gestión provincial dejan mucho que desear y, mientras que el candidato presidencial al que acompañaba De la Sota, Sergio Massa (candidato de UNA) quería dar la batalla contra el narcotráfico en los barrios, en Córdoba al parecer, el problema lo tiene la policía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *