jueves , 22 de agosto, 2019

Darán dictamen en el Senado al proyecto sobre holdouts y se tratará el 30 en el recinto

El proyecto de ley para el pago de la deuda a los holdouts que promueve el Ejecutivo recibirá dictamen este martes en el marco del plenario de las comisiones de Economía Nacional y de Presupuesto y Hacienda.

Además, los legisladores del Frente para la Victoria, en conjunto con sus colegas del peronismo federal, buscarán también dar dictamen a una iniciativa que busca modificar la Ley de Administración Financiera, de manera que en el futuro toda salida al mercado prevista por el Estado nacional cuente con el aval previo del Congreso.

La reunión de comisión -la última de una serie consecutiva que comenzó el miércoles pasado con la presencia del ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay- se llevará a cabo este martes desde las 10, en el Salón Azul del Palacio Legislativo.

La intención del Senado es debatir el proyecto que también deroga las leyes Cerrojo y de Pago Soberano y autoriza la emisión de deuda por 12.500 millones de dólares para cerrar el litigio con los fondos buitre, en el recinto de sesiones el miércoles 30 de marzo.

En ese marco, la oposición también buscará tratar la iniciativa presentada hoy por el peronismo para eliminar las facultades delegadas que le permitían al Ejecutivo tomar deuda sin consultar de manera previa al Congreso.

La jornada de este lunes fue la última convocada para debatir el tema y participaron de ella especialistas en materia económica, entre los que se destacaron ex presidentes del Banco Central y del Banco Nación.

“No creo que haya mucha gente en la Argentina que esté entusiasmada con este acuerdo. Tampoco lo estuvo cuando resolvimos la deuda con el Club de París o con Repsol. Pero tengo claro que es necesario resolver el frente externo”, dijo Juan Carlos Fábrega, uno de los ex presidentes del Nación y del Banco Central que asistieron a la jornada.

Fábrega, ex funcionario de la administración kirchnerista, agregó que “no acordar, claramente, es más costoso y con posibilidad de menos quita en una negociación a futuro, y con más punitorios”.

Martín Redrado, otro de los ex presidentes del Central durante los gobiernos de Cristina Fernández de Kirchner y de Néstor Kirchner, rechazó que arreglar fondos buitre “termine con los problemas de financiamiento”.

En ese aspecto, aunque recomendó “tomar deuda a menos años para pagar menos intereses”, reconoció que “los costos de no cerrar con los holdouts son más altos que hacerlo”.

A su turno, la ex ministra de Economía de la provincia de Buenos Aires Silvina Batakis, afirmó que “es necesario que la Argentina cierre este capítulo” y que “se abre un camino para que el país pueda usar el dinero que le presten para el desarrollo”.

Mario Blejer, ex director del Banco Central y ex funcionario del Fondo Monetario Internacional, aseguró que “en la práctica no se está incrementando la deuda” y que, por el contrario, “disminuye el endeudamiento”.

“Se trata de tomar una deuda más barata que la que estamos cancelando. Es óptimo financiar la inversión con crédito y endeudamiento”, dijo Blejer.

Otra ex presidenta del Banco Nación y del Banco Central, Mercedes Marcó del Pont recomendó a los senadores que se tomen más tiempo para decidir sobre el proyecto que ya tiene sanción de la Cámara de Diputados.

“No hay razones para el apuro. Hay que darle una vuelta de página a una deuda que se inició en 2001, pero con una salida sustentable”, enfatizó.

El economista Miguel Kiguel dijo que el acuerdo cerrado por el gobierno con los holdouts está “lejos de lo que uno quisiera”, para luego advertir que “esperar no tiene ventajas y, al contrario, tiene riesgos importantes”, por lo que se pronunció a favor de su sanción por parte del cuerpo.

Durante la jornada de hoy también estuvo presente quien fue procurador del Tesoro hasta 2010 Osvaldo Guglielmino, quien advirtió que “no se puede impedir que haya más demandas en el futuro” y cuestionó que “pactar del modo en que se está haciendo, es ceder a una extorsión”.

El ex ministro de Economía durante la administración de la Alianza José Luis Machinea, advirtió sobre las consecuencias que tendrá no llegar a un acuerdo al señalar que habrá “mayor litigiosidad” porque Argentina estará “en una situación de default generalizado”.

Sostuvo también que si no se alcanza el entendimiento que promueve el gobierno habrá “cada vez más acreedores a los cuales no vamos a poder pagarles y por lo tanto habrá cada vez más juicios” y añadió que se producirá “un aumento de las tasas de interés, huida de capitales y caída de las reservas”.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *