martes , 23 de octubre, 2018

Cuba votó a delegados que elegirán nuevo presidente

Los cubanos consagrarán a 1.265 parlamentarios provinciales y 605 legisladores nacionales entre los candidatos votados en los municipios. El primer vicepresidente, Miguel Díaz-Canel, es el candidato más firme a suceder a Raúl Castro y abrir así una nueva etapa en la historia cubana.

Cuba celebró este domingo una nueva etapa de los comicios generales para consagrar a los delegados provinciales y nacionales que elegirán al próximo presidente, los cuales son considerados históricos por abrir una etapa sin los Castro en el poder. El primer vicepresidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel y candidato más firme a ocupar la presidencia, afirmó que votar es un “compromiso” con la Revolución “atacada y amenazada” por Estados Unidos.

En esta segunda etapa de elección- la primera fue la de los delegados municipales que se realizó en enero-, ocho millones de cubanos consagrarán a 1.265 parlamentarios provinciales y 605 legisladores nacionales entre los candidatos votados en los municipios. Con las urnas ya cerradas, desde la Comisión Electoral Nacional confirmaron que los resultados estarán este lunes por la tarde.

Las elecciones en Cuba se realizan, primero, desde los barrios, en asambleas municipales, de donde son elegidos la mitad de los candidatos en los órganos legislativos de las 15 provincias del país, y en la Asamblea Nacional (Parlamento), mientras que el otro 50% de los delegados para los congresos regional y nacional surgen de seis organizaciones sociales. Hasta una hora antes del cierre de las urnas, los datos parciales resaltaban que el 78,57% de los y las cubanas se acercaron a las urnas a votar.

Los diputados elegidos para el Parlamento Nacional son los que eligen al presidente del Consejo de Estado, al primer vicepresidente, los vicepresidentes, al secretario y los demás miembros de ese órgano ejecutivo.

Estas elecciones son históricas, ya que serán las últimas de Raúl Castro en la presidencia y anticipan el relevo del Ejecutivo por una generación más joven, que nació tras el triunfo de la Revolución en 1959.

Al no presentarse a una tercera reelección, el mandatario cumple con su promesa de permanecer solo dos mandatos al frente del país y, por primera vez en la historia post revolución, no habrá un Castro al frente del Gobierno cubano, luego de su presidencia y la de su hermano Fidel.

Si bien no ha sido anunciado todavía de manera oficial, todos los pronósticos apuntan como futuro presidente a Díaz-Canel, un ingeniero de 57 años que ha pasado por todos los escalones de la política de la isla.

“Estoy seguro que más tarde que temprano venceremos el designio imperialista y también derrumbaremos el bloqueo con el apoyo internacional contra Estados Unidos y gracias a la resistencia y heroísmo de nuestro pueblo”, destacó Díaz-Canel en Santa Clara, ciudad por la que aspira a ser diputado.

Su carrera política comenzó en la Unión de Jóvenes Comunistas para luego dirigir el Partido Comunista de Cuba en provincias importantes como la central Villa Clara y la oriental Holguín.

Luego estuvo al frente del Ministerio de Educación Superior y posteriormente fue nombrado primer vicepresidente del gobierno nacional.

Si bien cultiva un perfil bajo, está ganando un protagonismo público cada vez mayor en actos políticos, como en octubre pasado cuando pronunció el discurso central durante el acto por el 50 aniversario de la muerte de Ernesto “Che” Guevara.

“Llevamos casi 60 años constantemente agredidos y aquí estamos firmes. La historia va diciendo quiénes son los que triunfan, los que perseveran y los que mantienen sus principios intactos”, subrayó.

Más temprano, Raúl Castro, de 86 años, votó en Santiago de Cuba, el municipio de Segundo Frente de Santiago de Cuba, considerada la cuna de la revolución cubana.

Tras votar, Castro conversó con electores de su colegio, que recordaron la creación del Segundo Frente Oriental que él creó en la guerrilla que se alzó en las montañas de la Sierra Maestra, y contó anécdotas de esa etapa de la Revolución que triunfó en 1959.

Tras estas elecciones generales, la nueva Asamblea será instaurada oficialmente el próximo 19 de abril, día en que se producirá el relevo histórico.

Raúl llegó al poder de la isla en 2006 de manera interina por la enfermedad de su hermano, asumió plenamente en 2008 y fue reelecto en 2013.

Si bien se retira de la presidencia, sí se quedará al frente del poderoso Partido Comunista Cubano (PCC) hasta su próximo congreso, que previsiblemente sea en 2021.

(Fuente: Ámbito)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *