viernes , 19 de julio, 2019

Cristina: “Tenemos Reina, Papa y Messi, ya no nos falta nada”

Desde la Casa Rosada, donde encabezó un acto en el que se presentó un plan de Desendeudamiento y Crédito para Obras, Cristina Kirchner se refirió a la llegada al trono de la Casa Orange de Máxima Zorreguieta.
“Más allá de que (a algunos) no les guste la monarquía, es una argentina, por eso está el vicepresidente allá, por eso está la presidente provisional del Senado allá”, dijo al aludir a Amado Boudou y Beatriz Rojkés de Alperovich, quienes asistieron a la ceremonia en nombre del Gobierno.
La jefa de Estado discrepó de quienes no se interesan en la llegada de Máxima al trono por considerar que ya es holandesa. “Eso no quiere decir que no siga latiendo sangre argentina en sus venas”, señaló.
“Reina y Papa, no nos falta nada, ya”, destacó entre risas. Ante los reclamos de la audiencia para incluir a Lionel Messi en la nómina de argentinos que destacan a nivel mundial, se justificó: “Yo no soy futbolera, che. Bueno, Messi también”.
Contó, además, que durante la ceremonia de asunción de Francisco como papa supo que la flamante monarca le enseñó su idioma al ahora rey Guillermo. “Bien por Máxima, que lo hizo aprender a hablar español”, remarcó.
Una broma sobre Lorenzino
La actividad fue la primera aparición pública que hizo la mandataria junto al ministro de Economía, Hernán Lorenzino, desde que salió a la luz el video en el que el funcionariodejó una entrevista televisiva al ser consultado por la inflación en el país, hecho que despertó un sinfín de críticas.
Según recoge la agencia NA, Cristina Kirchner bromeó respecto a la frase “me quiero ir”, con la que Lorenzino dio por terminado el reportaje, y que se volvió furor en las redes sociales en cuestión de minutos.
“Ven, no se quiere ir”, habría dicho fuera de micrófono, mientras ella miraba al público y el ministro firmaba proyectos de obras para distintas provincias.
Día del Trabajador
Cristina Kirchner reiteró en su discurso su compromiso con “los 40 millones de argentinos de seguir trabajando, empujando el carro, como venimos, sin echar la culpa nadie; con esfuerzo y compromiso cotidiano”. Y en ese sentido llamó a obrar “por un país mejor, sin incitar al odio por el otro”.
En la víspera del 1° de mayo, saludó “a los que tienen la inmensa suerte de tener trabajo registrado y a los que no lo tienen registrado pero tiene trabajo. En fin, a esta Argentina que ha generado millones y millones de puestos de trabajo”.
La Presidente recordó, además, a Jorge Pereyra, dirigente del Partido Comunista Congreso Extraordinario que falleció esta semana. “Quiero decirles que no es un homenaje de protocolo, conozco a la familia Pereyra de toda la vida”, dijo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *