lunes , 23 de septiembre, 2019

Cristina recibió a la Selección y agradeció la defensa de “los colores de los argentinos”

La mandataria destacó que el equipo argentino “ha vuelto a generar valores olvidados” y manifestó su orgullo por su actuación en el #MundialBrasil2014. Sabella y los jugadores agradecieron fuertemente el apoyo del pueblo argentino.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió hoy al director técnico Alejandro Sabella y a los jugadores de la Selección argentina, quienes ayer se consagraron subcampeones del #MundialBrasil2014, a la vez que les manifestó su orgullo por su actuación en la mayor competencia de futbol.

Tras abrazar a cada jugador en el predio de la AFA, donde recalaron tras arribar al aeropuerto de Ezeiza, la mandataria destacó: “Se gana cuando se juega en equipo, cuando se pierden las individualidades; han brindado un ejemplo, han vuelto a generar valores y sentimientos olvidados, lejos del exitismo“.

La Presidenta declaró haber sentido “un inmenso orgullo” por “cómo defendieron los colores argentinos” en cada partido de la competencia y destacó la “garra” y la “pasión” del equipo.

“Se es primero cuando se pone todo lo que se tiene que poner”, expresó Cristina y celebró que con su desempeño, el equipo les “tapó la boca a muchos que no creían” en el seleccionado argentino y demostró que “se pueden lograr triunfos” cuando uno “deja todo en la cancha”.

Fueron unos verdaderos leones todos; pusieron todo; los felicito“, afirmó la Presidenta y destacó también cómo la gente celebró como si Argentina hubiese ganado la copa del mundo.

A su turno, el defensor Javier Mascherano expresó su satisfacción por haber “dejado valores para la gente sobre cómo competir” y agradeció el acompañamiento de los hinchas, tanto de los que viajaron a Brasil, como de los que alentaron desde Argentina.

“Nos fuimos con dudas y volvimos con certezas; hemos dejado valores para la gente sobre cómo competir; ojalá marquemos un camino y podamos seguir”, dijo Mascherano.

Por su parte, Lionel Messi, ganador del Balón de Oro al mejor jugador de la Copa del Mundo, se lamentó por no poder traer el trofeo, pero aseguró que el equipo seguirá “trabajando para darle más alegrías al país”.

En el mismo sentido, Sabella volvió a declarar su “agradecimiento” al grupo que “dejó la piel en cada jugada”.

Así como usted dice que la Patria es el otro, el equipo es el otro. Hablar del grupo, de construcciones colectivas, del aporte del individuo al grupo y pensar en dar, no en recibir, para crear un círculo virtuoso, que uno reciba de los 22 restantes”, declaró Sabella.

Me siento parte de esos 40 millones de argentinos. Cuando hablé con ellos se los dije, a veces parece que estoy por encima porque soy el técnico, pero no, soy uno más”, dijo `Pachorra`.

La mandataria también invitó a hablar al “sex symbol de la Selección”, Ezequiel Lavezzi, lo que generó risas en el plantel. En ese momento, Sabella ofreció a Lavezzi una botella de agua y le preguntó: “¿Me vas a tirar?”, en alusión a cómo lo salpicó en uno de los partidos.

Un tímido Sergio Romero señaló que “el grupo se portó muy bien en este mes. Lo único que nos faltó fue la sonrisa en la cara en la final; no se nos dio. Dejamos todo en la cancha”, precisó.

En tanto, Angel Di Marí¬a manifestó su intención de “agradecerle a la gente el apoyo partido tras partido, en la concentración de Ciudad do Galo, en los hoteles y en todos lados. Desde que nos fuimos de acá solamente pensábamos en llegar al último día y lo logramos”.

El mediocampista Maximiliano Rodríguez valoró que “este equipo logró un sentido de pertenencia” y que “eso es lo que se venía buscando en la selección”.

“Debemos sentirnos orgullosos de haber entregado adentro del campo un grandísimo esfuerzo y jugarle de igual a igual al campeón”, dijo el defensor Martín Demichelis.

El cordobés, que tuvo un paso de cinco años por el Bayern Múnich alemán, aseguró que “para ellos fue más difícil de lo que tenían pensado. En ningún momento sintieron que el partido se les iba a hacer fácil“.

El conjunto nacional arribó a Ezeiza a las 10.52, en un vuelo de Aerolíneas, tras la histórica final en el Mundial de Brasil.

En un micro oficial, el seleccionado argentino emprendió viaje hacia el predio de AFA, ubicado a tres kilómetros del aeropuerto, escoltado por personal de la Policía bonaerense y de la Gendarmería Nacional.

Unas 15 mil personas ataviados con gorros, banderas y vinchas con los colores albicelestes, acompañaron el paso del micro por la autopista Riccheri.

Los jugadores saludaron desde el ómnibus, que tuvo que recorrer muy lentamente los últimos metros para el acceso al predio, debido a la gran cantidad de fanáticos que se agolparon en los márgenes de la autopista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *