lunes , 23 de septiembre, 2019

Cristina pidió colaboración a Estados Unidos para dar con Stiuso

Al hablar ante la ONU, resaltó la iniciativa argentina aprobada por el organismo para defender a las naciones de los fondos buitre, defendió el Memorandum con Irán y  cuestionó ” la hipocresía y el doble estándar en materia diplomática”.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner pidió ayer a Estados Unidos datos sobre el ex funcionario de inteligencia argentino prófugo de la justicia, Antonio Stiuso, al hablar ante la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas, donde además defendió el memorándum con Irán y agradeció por la aprobación de los nueve principios para reestructurar deudas soberanas impulsados por la Argentina.

Respecto a Stiuso, sin mencionarlo, la mandataria advirtió que “se está comprobando la vinculación total y absoluta (de Stiuso) con el fiscal” (Alberto)Nisman.

Además, la Presidenta rechazó que su gobierno tenga “complicidad” con Irán y preguntó: “¿Qué es entonces el presidente Barack Obama también? No se puede seguir con la hipocresía y el doble estándar en materia diplomática“, en referencia al acuerdo de no proliferación nuclear entre las potencias y el país persa.

En el último discurso de su mandato ante la ONU, Cristina agradeció a la ONU por la aprobación el 10 de septiembre último de los nueve principios para reestructurar deudas soberanas impulsados por nuestro país, y consideró “un hecho muy importante” el acompañamiento por parte de 136 países de la iniciativa argentina.

Además, destacó en particular el noveno principio que reafirma “algo que sucede en casi todos los países, incluso aquí en los Estados Unidos”, al referirse a que si el 66 por ciento por ciento de los acreedores aceptan la oferta del país deudor, automáticamente se aprueba el pago acordado al total de los acreedores.

Cristina consideró a estos nueve principios como el “primer intento serio de razonabilidad y regulación al sector financiero” y apuntó contra el “hostigamiento” que sufrió la Argentina por parte de los fondos buitre y alertó sobre la “complicidad de cierto sector judicial” estadounidense.

Argentina pudo reconstruir su economía y su sociedad cuando la política volvió a tomar el comando de la economía“, en mayo de 2003, tras la profunda crisis de 2001 y el posterior default, evocó la mandataria.

Tras formular un repaso de las reestructuraciones de deuda argentina de 2005 y 2010, la jefa de Estado destacó la decisión política del entonces presidente Néstor Kirchner de reclamar a los acreedores que permitieran que “Argentina creciera para poder pagar” la deuda soberana del país.

En ese sentido, agregó que los mercados financieros “deben inyectar recursos a la economía real del mundo para generar producción y empleo”, para compensar “las desigualdades que existen entre los países”, señaló la jefa de Estado.

“El 1 por ciento de la población concentra el 50 por ciento de la riqueza a nivel global. ¿Cuánto tiempo puede sostenerse un mundo con tanta inequidad?”, se preguntó.

En esa línea, la mandataria destacó que “América Latina pasó en los últimos años de ser la región de la desigualdad a convertirse en la zona de la integración y la inclusión. Somos en la Celac un bloque de países que no tenemos conflictos étnicos y religiosos. Somos para el mundo un ejemplo de convivencia”, sostuvo.

La jefa de Estado destacó además el papel que jugó el papa Francisco en el acercamiento diplomático que en los últimos meses se produjo entre Cuba y los Estados Unidos.

“La intervención de un Papa latinoamericano fue decisiva para lograr un acercamiento entre Cuba y Estados Unidos para superar un largo conflicto. Para los países de la Celac, el retorno de la nación caribeña a la foros internacionales es un triunfo”, apuntó Cristina.

En ese sentido, la mandataria destacó el acuerdo alcanzado en Cuba entre el estado colombiano y las guerrillas de las FARC, que “marca el inicio de un proceso de paz para la resolución de un conflicto interno de más de 50 años”.

“Las negociaciones entre el gobierno colombiano y las FARC son también un ejemplo de cómo se deben resolver los conflictos políticos internos. No es por medio de las bombas, es con negociación que se resuelven estos procesos“, remarcó.

Por otra parte, Cristina destacó la política de crecimiento económico con inclusión social que caracterizó sus dos mandatos de gobierno.

La presidenta estimó que Argentina este año “va a crecer al 2,7 por ciento” de su producto bruto interno, al destacar la política de crecimiento económico con inclusión social que caracterizó sus dos mandatos de Gobierno.

La inclusión, el crecimiento, el desarrollo, la producción, el comercio, sólo se va a reactivar a partir de incorporar a los millones de personas que quedaron sin trabajo, de mejorar los salarios de los que ganan miserias, de respetar los derechos de jóvenes y niños y de hacer una sociedad más justa, más equitativa y más igualitaria”, afirmó.

La estimación de la Presidenta se condice con lo previsto en la Ley de Presupuesto para el año en curso, el que estableció pautas de un crecimiento de la Economía de 2,8 por ciento, una inflación de 15 por ciento y un dólar promedio de 9,45 pesos.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *