miércoles , 18 de septiembre, 2019
Cristina-ComodoroPy

Cristina: “Me pueden meter presa, pero no me van a callar”

La presidenta encabezó un acto a los alrededores de Comodoro Py donde se presentó a declarar ante Bonadío y convocó a formar un gran frente ciudadano para defender los derechos del gobierno de Macri. Dijo que nunca vio tantas “calamidades” en 120 días de gobierno.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió ayer que “me pueden meter presa, pero no me van a callar” en referencia a las numerosas causas penales en las que se la ha vinculado en las últimas semanas a la vez que convocó a formar un gran frente ciudadano para defender los derechos del avasallamiento del gobierno de Mauricio Macri.

Al encabezar un multitudinario acto en las afueras de los tribunales de Comodoro Py, tras declarar ante el juez Claudio Bonadío en la causa por la venta de dólar futuro por parte del Banco Central, la ex mandataria acusó el Poder Judicial de ser “cómplice” de una persecución en su contra y aseguró que nunca vio un gobierno que lleve adelante en sus 120 días de gobierno “las mayores calamidades”.

Cristina llamó a la militancia a estar “muy tranquilos” porque la pueden “citar 20 veces más” y “meter presa”, pero no va a “dejar de decir” lo que piensa.

Asimismo, advirtió que su citación no es “un ataque a una persona” sino a los derechos conquistados durante el kirchnerismo.

Seguidamente, recordó que su caso no es “el único de una ex presidenta perseguida”, comparándose con Hipólito Yrigoyen, y también con Juan Domingo y Eva Perón.

En esta línea, la dirigente recordó que “los medios se cansaron de editorializar” sobre que se iba a “postular a algún cargo por los fueros” y destacó que los únicos fueros que tiene son “del pueblo”.

Luego, Cristina explicó que guardó “un respetuoso silencio por la voluntad popular” que votó a Macri, pero pidió que “también la tiene que respetar el Gobierno, porque ganó diciendo que no iba a devaluar, y no iba a echar, ni hacer ajustes“.

Además, la ex mandataria convocó a conformar “un gran frente ciudadano” donde “no se le pregunte a nadie a quién votó ni de qué partido es, sino cómo le está yendo, mejor o peor”, porque “todos, kirchneristas y no kirchneristas, van a tener que pagar las cuentas de luz, de gas y de electricidad” con los aumentos.

Cristina señaló que existe una tendencia de “identificar a los proyectos nacionales y populares con la corrupción”. “Hay una matriz comunicacional, política y judicial que se extiende en toda la región para identificar a los proyectos nacionales y populares con la corrupción”, dijo.

Sobre las demás causas en las que se la investiga, Cristina remarcó que mientras buscaban “la ruta del dinero K”, se encontraron con “la ruta del dinero M”, en alusión a los Panama Papers, los cuales revelaron la existencia de sociedades off shore en las que está vinculado Macri y su familia.

Al respecto, recordó que el Presidente tuvo “una causa por contrabando en los ochenta”, cuando formaba parte del directorio de Sevel, una empresa del Grupo SOCMA, y advirtió que Cambiemos “quieren ir por los derechos adquiridos que los argentinos ganaron en estos 12 años de gobierno” y que “si pudieran, prohibirían la letra K del abecedario“.

La ex presidenta fue más lejos y afirmó que son “imposibles tantos atropellos a la democracia sin la complicidad del Poder Judicial”, y propuso la realización de una “gran jornada de reflexión nacional”, en la que la gente “apague la televisión, la radio y sin diarios”, para que “cada uno, introspectivamente, piense cómo estaba antes del 10 de diciembre y cómo vivió los últimos 12 años”.

Finalmente, la ex jefa de Estado afirmó que “ningún empleado público” tiene que tener “miedo de militar” y pidió que los partidos políticos no sean “estigmatizados”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *