jueves , 21 de noviembre, 2019

Cristina denunció que un supermercado vende huesos de pollo

Dijo que la cadena La Anónima, propiedad de la familia del Secretario de Comercio, vende el kilo a casi $15. “Para los argentinos huesos de pollo. Para los de afuera, millones de dólares”, reprochó. La firma argumentó que los huesos “tienen cualidades fantásticas”.

La ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner denunció ayer que la cadena de supermercados La Anónima, perteneciente a la familia del Secretario de Comercio Miguel Braun, vende huesos de pollo a casi 15 pesos el kilo.

A través de las redes sociales, la ex mandataria publicó una foto con el producto exhibido en la heladera del supermercado y explicó: “Lo que estás viendo es una clásica bandejita de las que podes encontrar en las góndolas de un supermercado…”.

“En este caso es la tristemente célebre La Anónima que vende huesos pelados de pollo. 310gr a $4,62. El kg de nada, casi 15 pesos”, afirmó Cristina a la vez que remarcó que “La Anónima, cuarta cadena de supermercados del país, propiedad de la familia del Secretario de Comercio del Gobierno de Cambiemos”.

La líder opositora reprochó: “Para los argentinos y las argentinas huesos de pollo. Para los de afuera, millones de dólares… Gobierno de pocos y para pocos. Así no se puede vivir”.

Asimismo, Cristina citó un artículo del portal de la BBC de Londres: “…La ‘bicicleta financiera’, un símbolo de la Argentina de Mauricio Macri con el que inversionistas de todo el mundo han ganado millones”.

La denuncia de la ex presidenta generó una polémica y obligo a la cadena de supermercados a salir a dar explicaciones.

Los huesos de pollo y de carne vacuna son un producto de venta habitual para los supermercados y muy demandados por los consumidores. Se utilizan para saborizar salsas y caldos o como alimento para mascotas. Solo en la ciudad de Río Gallegos vendemos 3.500 kg. por mes de carcasa de pollo (esqueleto)”, explicó la firma.

Con respecto a la venta de huesos, que la ex presidenta relacionó con la pobreza, Braun dijo: “Siempre se vendió la carcasa de los pollos, es algo común, se usa para caldos, porque da sabor, porque tiene cualidades fantásticas. Lo vendemos en cantidades muy grandes. Lo que fue un error fue vender patas de pollo”.

Asimismo, explicaron que “el trozadero de la sucursal 183 confeccionó por error solo dos bandejas mal etiquetadas que ya han sido retiradas de la venta” aunque también afirmaron que “hubo cierto manejo de Photoshop de parte de quien tomó la fotografía”.

En este sentido, desde La Anónima denunciaron que la empresa “viene siendo utilizada políticamente con falsas denuncias y publicaciones malintencionadas que nada tienen que ver con la realidad”.

Finalmente, explicaron que si bien la familia Braun, dueña de La Anónima, tiene vínculos familiares con el secretario de Comercio, “en la actualidad no tienen ninguna relación con la empresa“.ç

“Marcos Peña, Jefe de Gabinete, nunca tuvo relación alguna con la compañía y el Sr. Miguel Braun, Secretario de Comercio fue accionista con menos del 0,00018% de capital social del año 2007 hasta el año 2015”, precisaron.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *