viernes , 20 de septiembre, 2019

Cristina advirtió que las críticas a mujeres poderosas no son políticas sino sexistas

Al hablar ante ONU destacó la necesidad de “romper fronteras culturales que consideraron históricamente a la mujer un ser inferior al hombre”. Remarcó la Asignación Universal por Hijo y por embarazo como medidas que buscan igualar derechos.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner advirtió ayer que “las criticas que recibimos no son críticas políticas sino criticas sexistas” y  exhortó desde las Naciones Unidas a “derrumbar tabúes y prejuicios” para terminar con la discriminación hacia las mujeres.

Durante un discurso pronunciado ante altos mandatarios en una reunión sobre igualdad de género realizada en el marco de la 70º Asamblea General del organismo con sede en Nueva York, la jefa de Estado manifestó  que “soñar con la igualdad de género en un país inequitativo, con grandes brecha sociales, es simplemente retórica o ilusión”.

Durante una breve intervención en la Reunión de Líderes Mundiales sobre Igualdad de Género y Empoderamiento de la Mujer, la mandataria remarcó la necesidad de terminar con la “discriminación cultural” contra las mujeres.

“Quiero hacer un firme llamado a los corazones y a las mentes para derrumbar tabúes y prejuicios respecto de nosotras y que las críticas que recibamos sean exactamente del mismo tenor que las que reciben ustedes los hombres, que no tengan que ver con nuestro sexo”, subrayó Cristina.

Asimismo, la presidenta instó a “romper fronteras estructurales que han considerado a la mujer durante siglos un ser inferior o menos inteligente que los hombres” y pidió promover políticas de género “destinadas a la cultura”.

En este sentido, la presidenta destacó el “alto grado de igualdad” alcanzado en Argentina a través de políticas como la Asignación Universal por Hijo, la asignación por embarazo y “la intensa promoción de la educación pública que junto a las de identidad de género y protección de la mujer, ha generado una fuerte reducción de la desigualdad”.

En esa línea remarcó el alto grado de presencia femenina en la matrícula universitaria argentina, como así también una participación de las mujeres en el Parlamento que “supera a lo establecido por las leyes” y destacó haber sido “una presidenta reelecta”.

Que empoderar a la mujer no sea solamente una cuestión de obligación por firmar convenciones, sino que sea la profunda convicción en el corazón de los hombre y aún de las propias mujeres que muchas veces nos discriminamos entre nosotras”, reclamó y advirtió que “esa debe ser la lucha y las mujeres debemos encararla con mayor fuerza”.

Acompañan a la mandataria el Canciller, Héctor Timerman; el secretario Legal y Técnico de la Presidencia, Carlos Zannini; el titular de la Agencia Federal de Inteligencia, Oscar Parrilli; la embajadora argentina en Washington, Cecilia Nahón; la titular de la misión ante la ONU, Marita Perceval; y el ministro de Economía y Finanzas, Axel Kicillof.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *