domingo , 22 de septiembre, 2019

Crisis en el bloque de legisladores radicales

Tal como anticipara INC, el bloque de legisladores provinciales de la UCR era uno de los escenarios en los que podía repercutir el convulsionado clima interno que envuelve, hoy por hoy, a los radicales cordobeses. Sería una lectura equivocada pensar que la interna radical se acota sólo a la Capital, ocurre que es justamente en la Capital donde conviven territorialmente los dirigentes más encumbrados del radicalismo.

Si bien las diferencias del legislador Rodrigo De Loredo, hoy prácticamente nuevo presidente de bloque, con quien ejercía la conducción Luis Brower de Koning, no son nuevas y estuvieron presentes desde el primer día, nadie puede dudar que el proceso interno ha disparado esta situación. El mestrismo notificó al diputado nacional Oscar Aguad, de la exigua participación en la nueva conducción partidaria que había sido reservada para él y su grupo. Esto enfureció al Diputado nacional y “liberó” a su yerno De Loredo. “Rodrigo es de Aguad, pero no actúa como Aguad”, decía ayer por la tarde un asiduo visitante de la Legislatura, en referencia al carácter impetuoso del joven legislador provincial. De Loredo logró cerrar un acuerdo con los legisladores nicolasistas Anselmo Bruno y Carlos Felpeto, consiguiendo así 6 votos sobre un total de 11, lo que lo dejó en mayoría para reclamar la conducción del bloque y el estratégico lugar en el juri de enjuiciameinto que él ocupaba. De Loredo ha salido a disputarle espacios al mestrismo con la misma receta que utilizan los hombres del Intendente: el recambio generacional.

Desde el entorno más íntimo de Mestre han relativizado la relación que esto tendría con la interna, al igual que el propio Aguad. Pero lo cierto es que el cambio en la conducción, desplazando a un un hombre de Mestre, trae aparejado también un cambio en el perfil opositor del radicalismo, lo que trae a escena un tercer protagonista: el oficialismo, el cual nadie duda se sentía mas cómodo con una conducción más “previsible” como la que ejercía el mestrista Brower de Koning.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *