domingo , 22 de septiembre, 2019
Jerusalen

Crece la tensión en Medio Oriente tras el la decisión de Trump de reconocer a Jerusalén como capital de Israel

Este sábado se cumplieron 30 años del primer levantamiento de los palestinos contra los israelitas en la zona de Gaza. Los árabes viven la ocupación de su territorio desde 1967.

Al cumplirse 30 años de la primera intifada, levantamiento, entre los palestinos y los israelitas por el territorio que ocupan estos últimos desde 1967, la tensión en Medio Oriente aumentó luego de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, decidiera reconocer a Jerusalén como la capital de Israel.

La decisión del mandatario norteamericano provocó el rechazo internacional, entre ellos del Gobierno argentino, al punto que desde la iglesia copta ortodoxa, la mayoría entre los cristianos de Egipto, anunció que no se reunirán con el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence.

El portavoz oficial de la iglesia copta explicó que esta decisión se produjo tras la decisión tomada por EEUU sobre Jerusalén “sin tener en cuenta los sentimientos de millones de árabes”.

En tanto, el ministro de Exteriores palestino, Riad al Malki, advirtió este sábado desde El Cairo de que tras la decisión del presidente estadounidense, Donald Trump, de reconocer Jerusalén como capital de Israel, el país norteamericano se convirtió en parte del conflicto y dejó de ser un mediador para la paz.

“Estados Unidos, con esta decisión, se convierte en una parte del conflicto (entre palestinos e israelíes) y deja de ser un mediador”, dijo Al Malki en una rueda de prensa antes de la reunión extraordinaria que tienen previsto celebrar los ministros de Exteriores de la Liga Árabe en la capital egipcia según la agencia de noticias EFE.

Desde la Liga Árabe, los ministros de Asuntos Exteriores de la Liga Árabe pidieron a Trump que se retracte de su decisión, pero se abstuvieron de tomar medidas de presión.

“El consejo solicita a Estados Unidos que anule su decisión sobre Jerusalén y que trabaje con la comunidad internacional para que Israel se comprometa a aplicar las decisiones internacionales y a poner fin a la ocupación ilegal e ilegítima de todos los territorios palestinos y árabes ocupados desde junio de 1967”, indica el documento final del encuentro.

Los incidentes entre palestinos e israelitas comenzaron en 1967. Pero el 9 de diciembre de 1897 es una fecha que el pueblo árabe recuerda por ser la primer intifada, es decir, levantamiento contra la ocupación israelita.

Ese día un jeep militar israelí chocó en Gaza contra un vehículo palestino, matando a sus cuatro ocupantes. Por los cuatro años siguientes, miles de árabes realizaron protestas y fueron perseguidos por los israelitas en un conflicto que aún no culmina, y con la decisión de Trump, parece agravar.

(Fuente: La Nueva Mañana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *