jueves , 14 de noviembre, 2019

Crean la biblioteca de Derecho en Bouwer

Es la carrera más elegida por los internos. La Facultad donó seis mil libros para que se ponga en funcionamiento un aula permanente en donde los estudiantes podrán seguir sus estudios. El bibliotecario será un interno que también estudia Derecho.

La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Córdoba donó unos seis mil libros al Establecimiento Penitenciario de Bouwer, donde funcionará un aula permanente para que los internos puedan desarrollar sus estudios. También llegaron cuatro computadoras equipadas para el trabajo entre docentes y alumnos.

Abogacía es la carrera más elegida por quienes se encuentran privados de su libertad. La mitad de los matriculados en las seis carreras que se dictan en las instituciones penales de Córdoba, son estudiantes de esa facultad. Y dos alumnos, Oscar y Guillermo, serán los bibliotecarios y encargados de gestionar las aulas virtuales.

“En 2018 se recibió el primer abogado que estudió la carrera siendo interno en Bouwer, lo que demuestra los resultados de las políticas universitarias y del trabajo de articulación permanente que mantenemos desde la Provincia con las instituciones educativas de nuestro medio”, dijo Federico Robledo, director de Políticas Penitenciarias del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de Córdoba.

Este año hay 64 inscriptos para el ingreso en Derecho, una carrera que se imparte desde hace 20 años en los establecimientos penitenciarios de la provincia y, desde el 2012, a través del Programa Universitario de Enseñanza del Derecho en la Cárcel (Puede), de esa facultad. Lo estudiantes acceden a cursar todas las materias de manera presencial, y cada semana, quienes están alojados en otras instituciones de la provincia son trasladados hasta Bouwer para compartir la clase.

Marcela Aspell, responsable de Puede, dijo: “Estamos cumpliendo con la ley, garantizando el derecho a la educación de las personas, sobre todo las que están en situación de vulnerabilidad. Y lo hacemos conjuntamente con el Ministerio de Justicia y el Servicio Penitenciario”.

Guillermo, uno de los alumnos con mejores promedios, dijo que su objetivo “es avanzar a diario un poquito más. La carrera de Derecho me interesa por las circunstancias que vivo y por qué es importante para nuestra formación”, agregó.

En Bouwer hay unas 350 personas estudian seis carreras universitarias: Licenciatura y Profesorado en Historia, Ciencias de la Educación, Filosofía y Bibliotecología, además de Derecho. Para poder garantizar la prestación, lo que hicimos fue llevar a las universidades adentro de las cárceles.

“La educación en ellos es transformadora, genera un proyecto de vida y los realiza como personas en todas sus dimensiones”, explicó Robledo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *