viernes , 22 de noviembre, 2019

Córdoba y el país volvieron a marchar bajo el grito de “Ni Una Menos”

Miles de personas de movilizaron en rechazo de la violencia machista y los femicidios y en reclamo de la declaración de Emergencia de Violencia de Género.

Organizaciones sociales y políticas, y mujeres autoconvocadas marcharon ayer en Córdoba y en el país para exigir medidas contra la violencia machista y la ola de femicidios y en reclamo de la declaración nacional de la Emergencia de Violencia de Género.

En Córdoba, la columna partió a las 18 desde Colón y Cañada hasta la ex Plaza Vélez Sarsfield bajo la consigna “Vivas nos queremos”.

Cabe destacar que, en lo que va del año, se registraron 10 femicidios en la provincia de Córdoba, de los cuales dos sucedieron este fin de semana. Las últimas dos víctimas son Aydeé Alejandra Palavecino, de 18 años y madre de un bebé de tres meses, y Jessica González, de 29 años, madre de un niño de 9 y una niña de 6. Ambas fueron asesinadas por sus parejas.

En un documento difundido a través de las redes sociales, el colectivo afirmó: “Tenemos un grito en nuestras gargantas. Un grito que contiene a cientos de nombres. Desde el 2015, comenzamos a ocupar el espacio político (…) teníamos una urgencia: seguir vivas. Esa urgencia todavía nos atraviesa la garganta porque a nosotras nos siguen matando”.

“Registramos 10 víctimas de femicidios en la provincia de Córdoba. Sólo tres ocurrieron en la Capital, mientras que el resto sucedieron en otras localidades (…) las mujeres conviven con sus agresores y soportan a diario el machismo”, continua el texto.

“Todavía nos queda un largo recorrido: derribar las desigualdades estructurales que sostienen al patriarcado. La sociedad entera debe asumir ese compromiso (…) Nosotras tenemos la fortaleza: el Estado tiene la responsabilidad”, sostuvo Ni Una Menos Córdoba.

Las mujeres también se movilizaron en las principales ciudades del país. En la Ciudad de Buenos Aires, las organizaciones destacaron que “estamos acá una vez más para tomar las calles y manifestarnos, para decir basta de violencia económica, sexista, racista y clasista contra las mujeres, lesbianas, travestis, trans, bisexuales, no binaries, gordes e intersex; de la clase trabajadora: ocupades, desocupades, precarizades, piqueteres y de la economía popular, visibilizando especialmente a las mujeres indígenas, originarias, afroargentinas y negras en pos de empezar a saldar la deuda histórica para con ellas y todas las identidades vulneradas por el capitalismo patriarcal y el modelo económico de Mauricio Macri y la alianza Cambiemos, sostenido por su gobierno y los gobiernos provinciales que precarizan nuestras vidas y profundizan todas las desigualdades y las opresiones”.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *