jueves , 18 de julio, 2019

Convocan a una Cumbre de gobernadores peronistas

Será la primera gran muestra de unidad del PJ después del traspié electoral . Casi en estado de alerta por el magro resultado en las urnas, los gobernadores peronistas se alistan para una nueva cumbre. Será el viernes 30, en Corrientes, y, aunque el motivo oficial de la convocatoria es apoyar la candidatura de Carlos “Camau” Espínola para los comicios provinciales, en el fondo se dibuja un objetivo clave: revitalizar el partido de cara a 2015.
En forma paralela Daniel Scioli gestionó con la presidenta Cristina Kirchner para que le dé luz verde con una convocatoria del Consejo del Partido Justicialista, que se realizaría en la sede de Capital.
El gobernador bonaerense es, de hecho, el titular del sello, que estuvo casi paralizado desde la muerte de Néstor Kirchner, postergó dos veces la renovación de autoridades y, finalmente, fijó para el 15 de diciembre las elecciones internas para dirimir los cargos.
“Se está evaluando, todavía no hay definición“, dijeron a LA NACION cerca del gobernador. De concretarse, será una vidriera soñada para Scioli, en su plan de erigirse como figura conciliadora dentro del PJ y sucesor del proyecto kirchnerista. Como nunca, pulió su discurso en tándem con Olivos y asumió un protagonismo central en la campaña bonaerense. El programa, pendiente de aprobación, es exhibir una imagen compacta y elaborar un documento de apoyo a la gestión nacional.
Más acostumbrado a frases moderadas, Scioli sorprendió al referirse a condicionamientos a la “gobernabilidad” y cuestionó a los que “plantean el caos“. Ayer, en su recorrida de campaña, estuvo en La Plata, José C Paz y Morón. Allí, se abrazó al intendente local, Lucas Ghi, y a su antecesor, Martín Sabbatella, actual titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual (Afsca). Fue toda una postal de asimilación dentro del kirchnerismo: el funcionario y fundador de Nuevo Encuentro era, hasta hace poco, un acérrimo crítico del gobernador.
Aunque todavía no se cursaron las invitaciones formales, se espera la asistencia de los mandatarios peronistas. El mitin es organizado por el Instituto Gestar, un espacio de formación partidaria dirigido por el gobernador de San Juan, José Luis Gioja, y el director de la Anses, Diego Bossio. Enrolado con Olivos, el centro se focalizó el último año en armar reuniones itinerantes en el país. Las últimas dos cobraron notoriedad: en marzo, en suelo entrerriano, Sergio Urribarri calificó de tibio a Scioli -excluido del encuentro- y se imaginó delfín de Cristina. En julio, el propio Scioli volvió al redil oficialista como actor clave en el restó El Mangrullo, enclavado en La Matanza.
Esta vez, la meta de la convocatoria es respaldar la candidatura a gobernador de Espínola, medallista olímpico de yachting e intendente de la capital correntina. Cercano a La Cámpora, lo espera una prueba difícil: enfrentará el 15 de septiembre al actual mandatario, Ricardo Colombi, después de que el kirchnerismo perdió por 10 puntos en la primaria contra la alianza gobernante. “Está complicadísima“, confió un operador K en ese territorio.
El ánimo en el elenco de gobernadores es dispar. Algunos, recibieron un cachetazo en los comicios. Gioja no avizoró que Compromiso Federal, un frente que agrupó peronistas disidentes, sectores de Pro y agrupaciones locales, le arrebataría el primer lugar en el podio. Está convencido de que el esquema de primarias le jugó en contra y que podrá dar vuelta la correlación de fuerzas. Cayeron también en sus distritos Luis Beder Herrera (La Rioja), Francisco Pérez (Mendoza) y Lucía Corpacci (Catamarca). Y embolsaron cifras ajustadas Eduardo Fellner (Jujuy) y Jorge Capitanich (Chaco). Si bien su mirada está puesta íntegramente en revertir la tendencia en sus territorios, ya se escurre en la convivencia interna el camino hacia 2015. Sólo Gerardo Zamora, un radical aliado a Balcarce 50, pudo mantener el 11 de agosto la arrolladora suma del 70%, lo que le valió un elogio público de Cristina.
A la espera de una señal, Scioli profundiza su rol en la gira proselitista para apuntalar al candidato a diputado Martín Insaurralde. Hoy estará en Tres Arroyos y Bahía Blanca. Y mañana tiene previsto disertar, al mediodía, en la reunión del Consejo de las Américas, en el hotel Alvear. Allí se cruzará con un invitado incómodo: Sergio Massa, verdugo del kirchnerismo en las primarias y potencial rival del gobernador en la pelea presidencial.

(Fuente: La Nación)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *