sábado , 7 de diciembre, 2019

Confirman que Ángeles murió por asfixia en un ataque sexual

La junta médica confirmó que la joven no fue violada. El padre de la víctima cree que Mangeri es el asesino de su hija y pidió “la máxima pena” para él.

Una nueva junta médica confirmó que Ángeles Rawson murió por asfixia en el marco de un ataque sexual que duró entre 2 y 4 minutos, a la vez que ratificó que la joven no fue violada, y detalló que el hecho ocurrió entre las 11 y las 17 horas del pasado 10 de junio.

A esta conclusión se arribó tras analizar las 55 muestras de los tejidos genitales y paragenitales de la joven, así como las heridas en su ingle, sus glúteos, sus rodillas y sus manos.

En tanto, Mangeri tiene 8 lesiones que lo comprometen y que llevarían a asegurar que Ángeles se defendió durante el abuso, sobre todo con su mano hábil, la derecha, que es la que resultó con más heridas y la que tenía más restos de ADN del portero.

Los peritos también concluyeron que la adolescente murió por asfixia, luego de ser estrangulada con las manos de su agresor, y que no hubo agonía, lo que desmiente que haya fallecido en la compactadora del CEAMSE. Las fracturas que tenía en el cuerpo son postmortem.

Con estos nuevos datos, es probable que en los próximos días que el único acusado por el crimen, Jorge Mangeri, sea indagado por una figura agravada, como los es el homicidio crimins causa, es decir, para ocultar otro crimen (el abuso sexual), delito que prevé la pena de prisión perpetua.

Más temprano, a las 9:30, en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, ubicada en la calle Viamonte 1147, se hizo la audiencia oral en la que la defensa de Mangeri intentó sostener el planteo de nulidad –rechazado en primera instancia–, en el que afirman que hubo contaminación en los estudios de ADN que incriminaron a su cliente.

Al término de la audiencia, el padre de Ángeles, Franklin Rawson, afirmó: “A mí no me queda ninguna duda (de que fue Mangeri). A medida que fue pasando el tiempo todo fue confirmando eso. Esta es una audiencia más, soy muy respetuoso de los tiempos de la Justicia, aunque a veces no son los que uno quiere”. Y pidió que se le aplique “la pena máxima que prevé la ley”.

Por su parte, el abogado de la querella, Pablo Lanusse, explicó: “No sólo no hubo contaminación sino que además no se explicaría cómo se encontró ADN de Mangeri en los restos de la soga con la que él ató a Ángeles Rawson para darle el destino final”.

“Si analizamos, vemos que el señor Mangeri hasta dejó su ADN, porque buscó para deshacerse del cuerpo de Ángeles Rawson su tarea habitual que no es otra que la bolsa de residuos y el circuito de residuos. Dejó su ADN genético y su ADN laboral dentro de la escena del crimen”, sentenció.

Finalmente, el defensor de Mangeri, Marcelo Biondi, insistió en que el proceso está “direccionado” hacia su cliente. Y opinó que si los jueces confirman la validez de las muestras “van a terminar avalando una práctica que es equivocada y que va a ser el hazmerreír de todo el mundo y en todos los congresos internacionales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *