miércoles , 18 de septiembre, 2019
lazaro baez ruta dinero k

Confirman la validez como prueba del video de “La Rosadita”

Se trata de la filmación en que se ve a al hijo de Lázaro Báez y a otros procesados contando una importante suma de dinero en la ex financiera SGI.

La Cámara Federal de Apelaciones rechazó ayer un planteo de nulidad que había presentado Sebastián Perez Gadín, el hijo del detenido contador del empresario Lázaro Báez, Daniel Pérez Gadín, y confirmó la validez como prueba de la filmación en que se ve a los acusados contando dinero en la ex financiera SGI.

El juez federal Sebastián Casanello, a cargo de la causa por lavado de dinero, había rechazado el planteo de nulidad, que luego fue apelado ante la sala II de la Cámara, que ratificó lo resuelto por el juez.

Los camaristas remarcaron que las imágenes fueron tomadas por las cámaras de seguridad de la financiera, algo que “no puede sostenerse que fuera ignorado por quienes aparecen allí grabados lo que aleja la expectativa de intimidad o confidencialidad alegada”.

“Las captaciones de ese sistema de prevención, operan como un ‘testigo silencioso’ de lo que allí acontece”, sostuvieron los camaristas Horacio Cattani, Eduardo Farah y Martín Irurzun.

En su planteo, Pérez Gadín alegaba que se había violado su intimidad al ser filmado en la oficina de SGI junto a Martín Báez, Fabián Rossi y otros procesados en la causa como partícipes del delito de lavado de activos.

En este punto, el tribunal afirmó que “no debe perderse de vista que su contenido resultaba accesible a un número indeterminado de personas” por lo que cualquiera de ellas “pudo haberlas registrado; y ante el estado público que han tomado las investigaciones llevadas a cabo, pudo entender que la filmación aquí cuestionada podía revestir interés para ello”.

“Y en este sentido, consideramos que la prueba así obtenida y aportada por un particular -sea a un medio periodístico como en el caso, o a una autoridad judicial como ocurrió luego-, no contraviene norma constitucional o procesal alguna“, concluye el fallo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *