lunes , 21 de octubre, 2019

Confirman la condena a 11 años de prisión por el homicidio de Facundo Rivera Alegre

El TSJ rechazó los cuestionamientos de la defensa de Rearte al análisis de la prueba efectuado por la Cámara y a la figura de homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la intervención de un menor de 18 años de edad.

El Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) confirmó ayer la condena a 11 años de prisión impuesta a Pablo David Rearte por el delito de homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la intervención de un menor de 18 años de edad en perjuicio del joven Facundo Rivera Alegre, también conocido como “El Rubio del Pasaje”.

El fallo convalida el análisis de la prueba efectuado por la Cámara en lo Criminal y Correccional de 11° Nominación que estableció que Rivera Alegre fue asesinado por un menor de edad mediante un disparo de arma de fuego efectuado a corta distancia, mientras el imputado Rearte mantenía la víctima inmovilizada.

El TSJ también rechazó las objeciones formuladas por la defensa a la calificación legal del hecho y mantuvo el tipo penal aplicado por la Cámara en lo Criminal y Correccional: homicidio doblemente agravado por el uso de arma de fuego y por la intervención de un menor de 18 años de edad, en concurso ideal.

En agosto de 2015, Rearte fue condenado a la pena de 11 años de prisión por el asesinato de Facundo, mientras que declaró la participación activa de su hermano menor y absolvió a Aldo Marcelo Monje.

La Cámara 11° del Crimen de Córdoba unificó esta pena con lo que le restaba cumplir de una condena anterior, dictada por el Tribunal Oral N° 1 de Córdoba, en la pena única de 12 años de prisión.

Además, declaró que el menor de los hermanos tuvo “participación activa” en el delito de homicidio agravado por el uso de arma de fuego, aunque no declaró su responsabilidad porque a la fecha del hecho contaba con 15 años de edad.

En tanto, absolvió a Aldo Marcelo Monje (35) por el hecho que se le atribuía, calificado como encubrimiento agravado, ya que estaba sospechado de ser quien habría cremado el cuerpo de la víctima.

Rivera fue visto por última vez el 19 de febrero de 2012 a la salida de un baile de Damián Córdoba.

Según la investigación el joven recibió un pedido para comprar droga por parte de un músico y habría tomado un ómnibus cerca de la Central de Policía para ir a barrio Maldonado, donde fue asesinado por los hermanos Reartes, hijos de la supuesta narcotraficante María Rearte, mientras que su cuerpo habría sido cremado en un horno del cementerio San Vicente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *