domingo , 21 de julio, 2019

Condenaron a Rodrigo a siete años de prisión y una multa de $30 millones por el caso CBI

La mayoría de los acusados fueron absueltos por el delito de “asociación ilícita”, pero no por “lavado de dinero”.

El Tribunal Oral Federal N° 2 de Córdoba condenó ayer al titular de la financiera Cordubensis (CBI), Eduardo Rodrigo, a siete años de prisión y una multa de 30 millones al ser encontrado culpable por los delitos de intermediación financiera no autorizada en calidad de coautor, cómplice necesario del delito de lavado de activos, cómplice del delito de evasión tributaria agravada y como autor del delito de evasión tributaria agravada.

En tanto, el Tribunal absolvió por unanimidad a Rodrigo, Aldo Hugo Ramirez, Julio César Ahumada, Daniel Arnaldo Tissera, Oscar Américo Altamirano y Luis Calvo de los Santos, por los delitos de estafa. Rodrigo y Darío López Ramonda no fueron condenados por el delito defraudación indebida.

Asimismo, Carina Andrea Moreno y Olga Beatriz Divina fueron absueltas del delito de lavado de activos agravados.

Al hacer uso de la palabra antes de conocer la sentencia, Rodrigo afirmó que “nunca imaginé estar acá. Toda la vida desarrollé mi vida profesional como cualquier profesional. Nunca hicimos esto con la finalidad de cometer ilícitos y generar organizaciones para cometer ilícitos”.

“Desde el principio del proceso siempre intenté esclarecer estas situaciones poniéndome a disposición. Debo haber estado 80 horas declarando. En más de la mitad, contestando preguntas y preguntas. He intentando aportar cosas que permitiesen esclarecer la realidad de la empresa”, agregó.

Por su parte, el fiscal federal Carlos Gonella, lamentó que no se haya juzgado a los imputados por el delito de asociación ilícita ya que “eso repercutió en la condena con una pena menor”.

“La fiscalía pidió para Rodrigo 11 años, para el resto de socios entre siete y siete años y medio y para Vera 10 años”, dijo el funcionario en declaraciones a la prensa.

Y agregó: “Las condenas fueron sensiblemente menores pero la diferencia al menos en las penas es porque no se los condenó por asociación ilícita que es un delito grave”.

Cabe recordar que la causa por la financiera ilegal CBI se inició luego de que uno de los socios y directivos, Jorge Suau, apareciera muerto en la zona de Alta Gracia el 13 de febrero de 2014, en el interior de su camioneta a medio quemar, en un camino rural cercano a la localidad de Rafael García y cuya muerte fue caratulada como suicidio.

Suau había enviado antes de su muerte una carta al fiscal Senestrari, denunciando el lavado de dinero que se hacía en la financiera, e involucró en esas maniobras al presidente de la financiera, Eduardo Rodrigo, y a otros socios de la firma.

En este contexto, el fiscal Enrique Senestrari llevó adelante la investigación por el supuesto vaciamiento de 700 millones de pesos por parte de una financiera, tras lo que pidió el procesamiento de 36 imputados.

En la causa se investigan presuntas estafas, evasión de impuestos, comercio ilegal de divisas, intermediación financiera no autorizada y lavado de dinero por cifras millonarias a través de la financiera CBI.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *