jueves , 19 de septiembre, 2019

Concluyó la Marcha Federal por Pan y Trabajo con una multitud en Plaza de Mayo

Organizaciones sociales repudiaron el ajuste y los despidos y reclamaron el tratamiento urgente de las leyes de emergencia alimentaria, la urbanización de barrios populares y suspensión de desalojos, ley de Agricultura Familiar, Emergencia en Adicciones y participación de cooperativistas en la obra pública.

Organizaciones sociales y políticas participaron ayer del cierre de la Marcha Federal por Pan y Trabajo con un multitudinario acto en Plaza de Mayo en que el que repudiaron las medidas de ajuste y despidos del gobierno nacional a la vez que reclamaron el urgente tratamiento de una serie de proyectos en el Congreso.

Se trata de cinco leyes “necesarias para los sectores más vulnerables”: la emergencia alimentaria, la urbanización de barrios populares y la suspensión de desalojos, una ley de Agricultura Familiar, una ley de Emergencia en Adicciones y un proyecto para que el 25 por ciento de la obra pública sea realizada por cooperativistas.

Al hablar en el acto central, la titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, Nora Cortiñas, reclamó: “Basta de hacernos sentir que esto es un Estado de sitio” a la vez que pidió “parar con el ajuste, basta de reprimir al pueblo, de robar a los pobres en beneficio de los ricos”.

Por su parte, el premio Nóbel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, remarcó que “la salud de un pueblo pasa por educación, salud de los ciudadanos y techo” y llamó a “unirnos en objetivos comunes, partir de los recuerdos y no de la diferencia, esto tiene que ser una acción transformadora porque están violando con la represión y la desocupación los derechos”.

A su turno, los titulares de las dos CTA, Pablo Micheli y Hugo Yasky reclamaron al gobierno un cambio de las políticas económicas, apertura de paritarias.

En este sentido, Yasky advirtió que “si no hay respuestas, si el Gobierno no escucha y da respuestas a los reclamos de los trabajadores, va a aumentar la conflictividad social” a la vez que le reclamó al gobierno terminar con el “cepo al salario”, y cuestionó el “tarifazo” a los pequeños productores, pymes y cooperativas.

Por su parte, Micheli aseguró que “más temprano que tarde va a haber un paro nacional”, y remarcó que “o cambia la política económica o va a haber lucha con paro y movilizaciones en todo el país“.

Asimismo, el dirigente señaló que “la diversidad nos tiene que dar la madurez suficiente, las diferencias las discutimos en la calle codo a codo” y aseveró que “o hay unidad y vencemos o hay desunión y nos derrotan“.

La movilización contó con el apoyo y participación de la Corriente Federal de los Trabajadores y algunos de la CGT, entre ellos Camioneros, Bancarios, la UOCRA capital y los trabajadores ladrilleros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *