sábado , 16 de noviembre, 2019

Con críticas a la Nación, De la Sota anunció que hay acuerdo

Pese a que se había anunciado que Ortiz Pellegrini no representaría a los efectivos acuartelados, el letrado firmó un acuerdo por un básico de $8 mil. El gobernador acusó al gobierno nacional y advirtió que los delincuentes captados por los medios serán apresados. Se levantó la protesta.

El gobernador, José Manuel de la Sota, anunció este mediodía que se llegó a un acuerdo salarial con los policías autoacuartelados a la vez que insistió en acusar a la Nación por la crisis en Córdoba y agradecer a la oposición provincial, nacional, vecinos, comerciante y a la iglesia.

El mandatario informó que se otorgará una ayuda económica a los comerciantes afectados por los saqueos y se conoció que el convenio sería de 8 mil pesos de básico.

Pese a que minutos antes de concretado el acuerdo trascendía que los policías que protestaban habían decidido que el abogado patrocinante, Miguel Ortiz Pellegrini, no los representaría más, el letrado fue quien firmó el acurdo en representación de los efectivos.

Al respecto, De la Sota anunció: “Acabamos de firmar el acuerdo logrado con el letrado patrocinante y las esposas de policías que concurrieron a Casa de Gobierno para llegar a un acuerdo”.

Asimismo, el mandatario anticipó que va a pedir a “a los medios de comunicación todos los videos para identificar a todos los delincuentes y saqueadores” y agregó: “Que se preparen los delincuentes, en pocos minutos va la policía”.

En este sentido, aseguró que “en Córdoba no hubo un conflicto social, han actuado grupos organizados de delincuentes que se han aprovechado de las circunstancias”.

“No puede ser que cuando no hay alguien con uniforme valga todo. Tenemos que reconstruir nuestros valores sobre la base del respeto, no sobre un uniforme”, reclamó De la Sota y añadió: “Esperamos que nuestra fuerza policial salga hoy para que no quede un solo bandolero en la provincia”.

En otro tramo de su discurso, el gobernador agradeció el trabajo de la vicegobernadora, Alicia Pregno, al Jefe de Ministros, Oscar González, a la ministra de Seguridad, Alejandra Monteoliva, al grupo ETER, y a los policías que “en ningún instante dejaron de tener el uniforme azul”

De la Sota también agradeció a los vecinos, comerciantes, al monseñor Pedro Torres y al obispo monseñor Carlos Ñañez, y a todas las fuerzas políticas que “respaldaron la institucionalidad de la provincia”.

Además, el mandatario destacó el apoyo de los dirigentes opositores nacionales Graciela Ocaña, a Sergio Massa, Mauricio Macri, Daniel Scioli, Julio Cobos, a Antonio Bonfatti y a todos los que “reclamaron la presencia de las fuerzas nacionales”.

El gobernador aprovechó la ocasión para agradecer el respaldo de todos los sectores del país y acusar al gobierno Nacional de no haber colaborado para revertir la situación de crisis provincial. “Parece que hay algunos que no nos reconocen como parte de la Argentina”, reprochó.

El gobernador incluyó en el reclamo la deuda por la Caja de Jubilaciones y la falta de diálogo que existe entre el Estado nacional y provincial.

Acusando al Ejecutivo nacional de no cumplir con lo acordado por la Caja de Jubilaciones, el mandatario transmitió a la policía de Córdoba “un saludo y asegurar que nunca hemos borrado con el codo lo que hemos escrito con la mano, siempre cumplimos con lo que prometemos”.

Seguidamente, cuestionó a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a quien acusó de no colaborar con los damnificados de los incendios en Yacanto ni con las víctimas del temporal en Villa del Rosario.

“Los cordobeses no necesitamos que nos ninguneen, necesitamos que nos den lo que es nuestro” reprochó a la vez que anticipó que irá “a exigir personalmente al gobierno nacional que nos pague lo que nos deben”.

“El dialogo es el camino para encontrar la solución a las diferencias”, afirmó y llamó a “empezar la reconstrucción de esta ciudad, gobierno y trabajadores juntos”.

Finalmente, De la Sota destacó que desde el gobierno “podríamos haber tomado sanciones que nos permite la ley, pero lo único que nos hubiera permitido es agravar la situación”.

Por otra parte, mientras el mandatario pronunciaba su discurso, un nutrido grupo de manifestantes damnificados de los saqueos llegaron hasta el Centro Cívico a reclamar por los robos que sufrieron durante la madrugada. El reclamo es para que el gobierno se haga cargo de las pedidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *