lunes , 18 de noviembre, 2019

Comenzó el juicio a cuatro militares por la explosión de la Fábrica Militar de Río Tercero

Están acusados por el supuesto delito de estrago doloso seguido de muerte de personas. El proceso inició hoy con la lectura de elevación a juicio. El tribunal rechazó los planteos de nulidad de las defensas. Menem no será juzgado en este juicio.

El Tribunal Oral Federal 2, integrado por Carlos Lascano, José José Pérez Villalobo y Mario Eugenio Garzón, abrió hoy el proceso de enjuiciamiento contra cuatro militares por la voladura de la Fábrica Militar de Río Tercero.

El juicio comenzó con la lectura de la pieza procesal acusatoria por la que llegan imputados Carlos Franke, Jorge Antonio Cornejo Torino, Marcelo Gatto y Edberto González de la Vega, por el delito de “estrago doloso seguido de muerte”.

Luego, el abogado defensor de Cornejo Torino y Gatto, Tristán Gavier, planteó la “nulidad absoluta” del auto de elevación a juicio y de la posición adoptada por la querella en cuanto a la visión de los hechos que se juzgan, al sostener que “la acusación no reúne las condiciones mínimas para que sean válidas”.

En este sentido, el letrado argumentó que “los hechos que se describen en la acusación son generales, no hacen referencia a las conductas y responsabilidades particulares”.

Asimismo, los defensores oficiales Marcelo Arrieta, quien defiende a González de la Vega, y Hugo Burgos, defensor de Franke, también se sumaron al planteo.

El tribunal rechazó por unanimidad los planteos de nulidad e inició las preguntas de rigor sobre las condiciones personales de cada uno de los imputados.

En este juicio se investiga a los responsables por la explosión ocurrida hace 19 años y que causó 7 muertos, más de 300 heridos y numerosos daños materiales.

El ex presidente Carlos Menem y el ex jefe del Ejército Martín Balza, en funciones al momento de los hechos y sindicados responsables políticos de la tragedia, no serán juzgados porque fueron sobreseídos de las responsabilidades, no obstante esas resoluciones fueron recurridas y se espera que se definan.

Según la investigación, la explosión sucedió a partir de una acción “intencional, programada y organizada”, que tuvo origen en el “incendio de un tambor que contenía en su interior mazarota de trotyl o trotyl de descarga, ubicado en un tinglado existente en la Planta de Carga de la Fábrica”.

Por la explosión, perdieron la vida de manera directa y/o indirecta Aldo Aguirre, Leonardo Solleveld, Romina Torres, Laura Muñoz, Hoder Francisco Dalmasso, José Varela, y Elena Ribas de Quiroga.

Para mañana está previsto el inicio de las testimoniales. Durante este proceso se incorporarán alrededor de 140 pruebas testimoniales, 80 mediante lectura y unos 50 que deberán exponer en la sala de audiencias, a lo que se suman más de 200 informes técnicos sobre el siniestro trágico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *