lunes , 10 de diciembre, 2018

Cayó una banda narco que reclutaba “mulas” en Córdoba para ingresar cocaína a España

El operativo estuvo a cargo del fiscal Senestrari de manera conjunta con la justicia española. Utilizaban a mujeres que introducían cocaína al país europeo en prendas de vestir. Hay siete detenidos. La banda era liderada por un colombiano con residencia en España.

Una banda liderada por un ciudadano colombiano radicado en España, que contactaba a “mulas” residentes en la provincia de Córdoba para que llevaran cocaína a Málaga, España, fue desbaratada ayer en operativos realizados por fuerzas de seguridad de ambos países, en los que fueron detenidas siete personas, tres de ellas argentinas, y se secuestraron 12 kilos de droga impregnados en prendas de vestir.

Según informaron fuentes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), la banda fue desbaratada tras una investigación conjunta que involucró a fuerzas de seguridad de ambos países, y que estuvo a cargo de fiscal federal 1 de Córdoba, Enrique Senestrari.

Dos de los detenidos son mujeres cordobesas que fueron atrapadas en esa provincia, mientras que un tercer argentino fue apresado cuando llegó al aeropuerto de la ciudad española de Málaga, con una valija en la que llevaba 33 prendas de vestir impregnadas con 12 kilos de cocaína.

Los otros cuatro apresados son el colombiano sindicado líder de la banda y otras tres personas, que fueron arrestados en Málaga y Sierra Nevada, en la provincia española de Granada.

La investigación comenzó en noviembre del año pasado, cuando a raíz de escuchas telefónicas realizadas en una causa por un secuestro extorsivo cometido en Córdoba surgieron elementos que alertaban sobre la existencia de una organización de narcotraficantes que trasladaba cocaína a España.

Tras ese descubrimiento, el fiscal federal Senestrari comenzó una pesquisa, para la cual convocó a efectivos de la PSA.

Los investigadores establecieron que la banda estaba liderada por un ciudadano colombiano radicado en Granada y que una de las células que la integraba estaba instalada en la provincia de Córdoba y tenía vínculos con un preso alojado en un penal provincial, llamado Marcos.

Según las fuentes, ese recluso, con la colaboración de dos cordobesas, se encargaba de conseguir “mulas” para que llevaran la cocaína a España.

Los reclutados eran personas de muy bajos recursos, residentes en barrios marginales de Córdoba, a quienes preparaban para hacerlas pasar como turistas de clase media que viajaban a Europa.

Para ello, las dos cordobesas, ahora detenidas, se encargaban de vestirlos con ropa de marca y hasta les pagaban tratamientos de ortodoncia para mejorar su aspecto.

El colombiano, en tanto, se encargaba desde España de contratar y pagar los pasajes y era quién decidía el recorrido del viaje a realizar.

La operación internacional fue denominada “Marcos Pampa”, Marcos en alusión al recluso que dirigía el reclutamiento de “mulas” y Pampa, que fue el término elegido por la Policía Española.

(Fuente: lmcordoba.com)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *