sábado , 19 de octubre, 2019

Cavallo se sintió identificado con el escrache a Kicillof

El ex ministro de Economía diferenció ambos episodios y consideró que los funcionarios públicos tienen que estar “acostumbrados a soportar” este tipo de reclamos de la gente.

Domingo Cavallo comparó el escrache que sufrió Axel Kicillof con el que él debió soportar en el año 2001, cuando su hija, Sonia María, contrajo matrimonio en la iglesia Del Pilar.

“Hay una gran diferencia entre el escrache que me hicieron a mí (en plena boda) y el que le han hecho a Kicillof: este fue espontáneo y refleja un estado de ánimo de la población; en el caso del que me hicieron a mí, lo organizaron entre la actual embajadora ante el Reino Unido, esta… Alicia Castro, y otro dirigente de Aerolíneas, (Ariel) Basteiro”, diferenció Cavallo.

“Llevaron a la gente ahí (a la puerta de la iglesia), como parte de una campaña que se había iniciado con un cruce de un avión de Aerolíneas en el Aeropuerto de Ezeiza; en mi caso fue todo organizado”, sentenció el ex ministro.

En el mismo sentido, Cavallo apuntó: “Hay escraches y escraches: algunos son espontáneos, como los que se están produciendo ahora y que ponen de manifiesto lo que la gente siente”.

Luego, el ex integrante del gobierno de Fernando de la Rúa reconoció que también recibió “manifestaciones así, más espontáneas”. Sin embargo, remarcó: “Lo que yo más recuerdo de esos ataques o supuestos escraches es que fueron todos organizados. Por ejemplo, cuando luchaba contra las mafias y había renunciado al gobierno de Carlos Menem, un día vinieron al frente de mi casa y (a los manifestantes)los habían traído en ómnibus”.

Al ser consultado en La Once Diez sobre la modalidad utilizada para expresar su descontento, el ex funcionario menemista consideró que “son cosas que la gente que estamos en la actividad pública tenemos que estar acostumbrados a soportar. Obviamente, cuando la gente está descontenta o está sufriendo, identifica a algunos dirigentes como responsables y se pueden producir ese tipo de manifestaciones”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *