jueves , 22 de agosto, 2019
lazaro_baez

Casanello llamó a indagatoria a Lázaro Báez por presunto lavado de dinero

Fue citado para el 26 de abril. Además, el juez federal dispuso la inhibición de los bienes del empresario y que se le prohíba salir del país.

El juez federal Sebastián Casanello citó ayer a declaración indagatoria al empresario Lázaro Báez en el marco de la causa en la que se investigan presuntas maniobras de lavado de dinero a través de la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”, que funcionaba en un departamento de Puerto Madero.

El magistrado convocó al empresario santacruceño para el 26 de abril, luego de que esta semana se difundieran imágenes de las cámaras de seguridad de SGI registradas hacia finales del 2012, en las que se veía, entre otros, a su hijo Martín Báez contando y apilando millonarias sumas de dinero.

Casanello ordenó también llamar a indagatoria al director de distintas empresas de Báez relacionadas con la aeronáutica, Walter Adriano Zanzot, para el lunes 25, y a Gustavo Fernández, el reemplazante del procesado Federico Elaskar al frente de la financiera SGI, para el viernes 22. En todos los casos el magistrado dispuso la inhibición de bienes y la prohibición de salir del país.

Según la resolución firmada por Casanello “a la fecha de los videos, César Gustavo Fernández revestía el cargo de Presidente de la sociedad. Zanzot, a su vez, es Presidente de la empresa de servicios aéreos atribuida a Lázaro Báez, Top Air S.A., firma propietaria de la aeronave matrícula LV-ZSZ, sindicada desde el inicio mismo de las actuaciones como uno de los posibles vehículos utilizados para el traslado de grandes sumas de dinero en efectivo”.

“Su presunta participación, conduce a reforzar la sospecha en torno al medio por el cual pudieron haberse trasladado los fondos”, agregó el magistrado.

El juez imputó al empresario santacruceño por supuesto lavado de activos con posible origen en el fraude tributario como delito precedente.

En cuanto a la inhibición de bienes Casanello entendió que “el volumen de dinero manipulado y el tipo de operaciones que llevaba adelante la firma SGI, da cuenta de la urgencia de la adopción de medidas respecto del patrimonio del interviniente que resguarden la posible consolidación de un eventual delito o su provecho“.

Asimismo, les prohibió salir del país ante “el escenario de maniobras complejas y delitos trasnacionales” que llevaron “también a adoptar un temperamento que permita neutralizar la aparición de riesgos procesales”, según la resolución.

En la misma resolución, Casanello ordenó a las empresas telefónicas que envíen al juzgado en los tribunales federales de Retiro en 24 horas los números telefónicos que estén a nombre de las firmas Top Air SA y Aviación Atlántico Sur SA.

Y que en caso de tenerlas como abonadas remitan “los listados de llamadas, mensajes de texto, radios, entrantes y salientes, correspondientes al 01 de diciembre del año 2010 hasta el 30 de abril del 2013, con identificación de celdas, antenas y sectores correspondientes a dichas comunicaciones -con individualización de su ubicación geográfica y lugares donde están emplazadas”-.

El imputado Zanzot apareció en el tercer video difundido por el noticiero de Canal 13 sentado con un chaleco verde en una de las mesas de La Rosadita donde se estaban contando billetes.

En el expediente que lleva Casanello, Zanzot “aparece ligado a la firma Top Aire, que operaba con SGI, aunque en recientes declaraciones testimoniales fue señalado como una persona que podría transportar dinero evitando controles de seguridad en distintos aeropuertos”, según indicaron fuentes judiciales.

De acuerdo a un artículo publicado ayer por el diario Clarín, Zanzot es un ex mecánico que trabajó durante 20 años en la aerolínea CATA y que en 2007 fundó la empresa de taxis aéreos de Lázaro Báez, Top Air. Además “es el representante del servicio técnico de Bombardier en Argentina” y desde ese lugar “se ocupaba de las reparaciones de los aviones de las gobernaciones de Chaco, Tierra del Fuego Tucumán y hasta del Tango 010”, informó el matutino.

Zanzot es también el presidente de la empresa Aviación del Atlántico Sur cuyo domicilio está fijado en el aeropuerto de San Fernando, se dedica a mantenimiento aeronáutico y opera, entre otras, la línea LearJet.

Un Learjet matrícula LV-ZSZ, identificado por el detenido Leonardo Fariña y el dueño de SGI Federico Elaskar como el avión en el que Lázaro Báez trasportaría dinero no declarado, se incendió el año pasado en el aeropuerto de San Fernando.

Casanello solicitó además informes de las declaraciones juradas de todas las personas identificadas en los vídeos de las cámaras de seguridad de la financiera SGI difundidas recientemente: Martín Báez, Daniel Perez Gadín (contador de Lázaro Báez) y su hijo Sebastián, y Fabián Rossi, ex pareja de la vedette Iliana Calabró.

(Fuente: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *