lunes , 23 de septiembre, 2019

Casación confirmó la condena a los músicos de Callejeros y ex funcionarios

Sin embargo, como la sentencia puede ser recurrida ninguno irá preso. El tribunal sólo redujo de tres años y seis meses a dos años y diez meses de prisión la pena a una ex funcionaria del área de Fiscalización y Control del Gobierno porteño.

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal (CFCP) confirmó ayer las condenas a los músicos del grupo Callejeros y a ex funcionarios porteños por el incendio en diciembre de 2004 del boliche República Cromañon, donde murieron 193 personas.

El tribunal sólo redujo de tres años y seis meses a dos años y diez meses de prisión la pena a la ex funcionaria del área de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Ana Fernández (50).

En tanto, se ratificaron las penas impuestas por la Sala III de la CFCP a Patricio Santos Fontanet (36), Cristian Torrejón (42), Juan Carbone (46), Maximiliano Djerfy (40), Elio Delgado (30), Daniel Cardell (37) y Eduardo Vásquez (40) y los ex funcionarios porteños Fabiana Fiszbin (51) y Gustavo Torres (57).

Sin embargo, según fuentes judiciales, como la sentencia de la Sala IV de la Cámara puede ser recurrida, ninguno de los acusados irá preso.

De esta forma, los músicos de Callejeros y Raúl Villarreal (58) fueron condenados como autores del delito de“incendio culposo seguido de muerte” y partícipes de “cohecho activo”, en tanto que a los funcionarios se los sentenció por el primero de los ilícitos e incumplimiento de sus deberes.

La Sala IV remarcó la responsabilidad de la banda por presentarse en un local “cerrado y excesivamente sobrevendido”, incluso ante la certeza práctica de que allí se detonarían artefactos pirotécnicos.

El fallo coincidió con la postura del fiscal de la CFCP Raúl Plée, quien sostuvo que “existió responsabilidad penal” de los músicos porque “pudieron evitar la masacre de Cromañón”, pero, “por codicia no lo hicieron”.

Sobre la situación de Villarreal el tribunal concluyó que tuvo responsabilidad en el hecho al permitir el ingreso de una cantidad de público abrumadoramente superior a la permitida y eximiendo a muchos de los asistentes del cacheo tendiente a evitar el ingreso de pirotecnia.

En tanto, para los camaristas los funcionarios del gobierno porteño “contribuyeron al desenlace fatal” al incumplir con sus obligaciones y no ejercer diligentemente el poder de policía que tenían delegado, a pesar de las repetidas e insistentes advertencias que habían recibido al respecto”.

La omisión de inspeccionar el local posibilitó su funcionamiento “irregular e inseguro”.

Además, Villarreal, los músicos y el manager de Callejeros, Diego Algañaraz (36), fue responsabilizado, además, por el delito de “cohecho” activo (pago de coimas) a efectivos de la Policía Federales (PFA).

La Sala IV consideró probado que Chabán pagaba coimas para que la PFA garantizara el funcionamiento del local y estimó que los músicos de Callejeros no eran ajenos a esa situación.

En la sentencia revisada, Fontanet fue condenado a siete años de prisión, Torrejón, Carbone, Djerfy y Delgado a tres, Vásquez a seis, Villarreal a esa misma pena, Fiszbin a cuatro años de cárcel y Torres a tres años y nueve meses.

También por mayoría se redujo la pena de Fernández, teniendo en cuenta el maltrato institucional que en su momento sufrió al ver rechazado su pedido de prisión domiciliaria sobre la base de supuestas razones discriminatorias.

La revisión de la sentencia de la Sala III de la CFCP había sido ordenada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *